Dos expresidentes del Betis y Luis Oliver, condenados por su gestión en 2010

Agencia EFE
·3 min de lectura

Sevilla, 12 ene (EFE).- El ex consejero delegado del Real Betis Luis Oliver y los expresidentes José León y Jaime Rodríguez-Sacristán han sido condenados por las irregularidades que cometieron en su gestión en 2010, que causaron al club un perjuicio de 1,1 millones de euros, aunque ninguno entrará en la cárcel.

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla ha juzgado este martes a siete personas por las comisiones de los traspasos de Mehmet Aurelio al Besiktas y Sergio García al Espanyol, que acabaron en empresas ligadas a Oliver, y por los contratos con sociedades también vinculadas al empresario por servicios que no prestaron al club verdiblanco.

Antes del juicio, la Fiscalía y la acusación particular ejercida por la asociación Béticos por el Villamarín (BXV) alcanzaron un acuerdo para rebajar las penas iniciales basado principalmente en que el perjudicado, el Betis, ya renunció a cualquier acción penal y civil y desistió de su acusación tras el pacto firmado en julio de 2017 con Oliver y Manuel Ruiz de Lopera para la compraventa del paquete mayoritario de acciones.

El acuerdo de conformidad ha pasado por estimar las atenuantes muy cualificadas de dilaciones indebidas y reparación del daño, en este segundo caso porque el Betis se consideró resarcido después de ese acuerdo de hace tres años.

El presidente del tribunal, de hecho, ha excluido del juicio a las empresas personadas como responsables civiles subsidiarias y a los partícipes a título lucrativo, entre ellos la exmujer de Oliver, que recibió distintos pagos provenientes de las comisiones por las operaciones de Aurelio y Sergio García y los destinó a fines personales.

A continuación, los acusados se han mostrado conformes con el acuerdo, de modo que Oliver y León han sido condenados a diez meses y dieciséis días de cárcel y al pago de una multa de 225 euros por los delitos continuados de apropiación indebida y falsedad documental.

La Sala también ha impuesto a Rodríguez-Sacristán un mes y quince días de prisión que a su vez han sido sustituidos por una multa de 270 euros por un delito simple de apropiación indebida, ya que firmó un contrato con Lucerna Technology para el mantenimiento de las instalaciones "aun a sabiendas de que no iba a realizar función alguna".

En cuanto a los responsables de Bastogne Corporación, que recibió 345.000 euros del Betis por el traspaso de Aurelio al Besiktas pese a no mediar en la operación, y Sport Transfer, que ganó 590.000 euros por la venta de Sergio García al Espanyol, han sido condenados a tres meses y quince días de cárcel y una multa de 135 euros, igual que la administradora de Orión, que cobró del club por un servicio de asesoramiento que tampoco ejecutó.

Después de dictar sentencia firme en la misma sala, la Sección Cuarta ha acordado suspender la ejecución de las penas de prisión durante dos años, por lo que ninguno de los seis condenados afectados entrará en prisión si no delinquen dentro de ese plazo.

Oliver, que ahora está al frente del Veraguas panameño, deberá pagar las costas del abogado de BXV junto al resto de condenados.

La Fiscalía solicitó inicialmente cinco años para Oliver, "administrador de hecho" del club tras adquirir las acciones de Lopera a través de Bitton Sport, y cuatro para León, así como nueve meses para Rodríguez-Sacristán.

También pedía que los procesados y las empresas involucradas indemnizasen solidaria y proporcionalmente al Betis con casi 1,1 millones por el perjuicio que causaron al club, que unos meses después entró en concurso de acreedores.

(c) Agencia EFE