El expresidente paraguayo Fernando Lugo sigue en terapia intensiva en Argentina

·2 min de lectura

Buenos Aires, 13 sep (EFE).- El expresidente de Paraguay Fernando Lugo (2008-2012) está internado en una clínica de Buenos Aires, donde permanece en terapia intensiva mientras los médicos intentan estabilizarlo para enviarlo a rehabilitación tras el accidente cerebrovascular que sufrió el pasado 10 de agosto.

El político de izquierda, de 71 años, fue trasladado hace una semana al centro de atención de pacientes agudos de la clínica Fleni, en el barrio capitalino de Belgrano, para ser sometido a varios estudios y lograr que esté en las mejores condiciones posibles para comenzar el proceso de rehabilitación.

"Recién hoy está más o menos como antes de salir" de Paraguay, por el viaje que emprendió el 7 de septiembre a Argentina, contó a Efe el asesor médico que pusieron la familia y los médicos en Paraguay, Sergio Perrone, quien es asesor de la División Trasplante Cardíaco de la Fundación Fleni.

Lugo no habla, pero "abre los ojos, responde órdenes simples, moviliza el lado izquierdo y el derecho, muy poco en el nivel superior", contó Perrone.

Lo primero que hubo que hacer con el paciente fue estabilizarlo, hacerle estudios y descartar la posibilidad de que tenga otro evento, explicó.

Lugo se encuentra en terapia intensiva mientras los médicos están viendo si lo pueden extubar para que pueda respirar por sus medios, ya que hoy respira muy poco tiempo solo.

"Queremos estar seguros de que la posibilidad de otro accidente cerebrovascular sean nulas. Si está todo bien y podemos llegar a sacar el respirador, lo mandaremos a rehabilitar. Esto requiere tiempo y paciencia", agregó.

Lugo fue internado el 10 de agosto pasado, después de que sufriera una convulsión en la sede del Congreso, desde donde fue trasladado a un servicio de urgencias y de allí al Sanatorio Migone de la capital paraguaya.

Los médicos informaron de que el senador había sufrido un accidente cerebrovascular asociado a la hemorragia de una malformación arteriovenosa, por lo cual requirió de una intervención quirúrgica y de otros procedimientos.

El político partió la semana pasada desde el aeropuerto internacional Silvio Pettirossi, que sirve a Asunción, con destino a la capital de Argentina en un avión ambulancia.

Con su triunfo electoral en 2008, Lugo, quien fue obispo católico, puso fin a 61 años de hegemonía del Partido Colorado.

No pudo completar su periodo de Gobierno, debido a un polémico juicio parlamentario que lo desalojó del poder en junio de 2012.

(c) Agencia EFE