El expresidente del Museo del Louvre es acusado de presunto tráfico de antigüedades

·3 min de lectura

Jean-Luc Martínez, antiguo jefe del famoso Museo del Louvre, fue acusado de presunto lavado de activos y complicidad de estafa en banda organizada en un caso de tráfico de antigüedades. Las obras en cuestión implican al Louvre de Abu Dabi y al Museo Metropolitano de Nueva York. Martínez fue dejado en libertad, pero permanece bajo control judicial.

El expresidente del Museo del Louvre, hoy embajador para la Cooperación Internacional en el Ámbito de Patrimonio, cargo otorgado por el Ministerio de Cultura de Francia, fue interrogado y procesado por blanqueo de capitales y complicidad de estafa en banda organizada en el marco de una investigación de tráfico de antigüedades.

Según el periódico Le Canard Enchaîné, los investigadores buscan saber si Martinez se 'hizo el de la vista gorda' frente a los certificados falsos de procedencia de cinco antigüedades egipcias, entre ellas una estela de granito rosa del faraón Tutankamón, adquiridas por el Louvre Abu Dabi (una rama del Museo de París) por 15,2 millones de euros.

Las autoridades investigan la procedencia de la pieza, adquirida en 2016 y cuyo origen ha sido cuestionado por el profesor Marc Gabolde, de la Universidad Paul-Valéry de Montpellier. Para Gabolde el perfecto estado de la estela es "inusual para un rey cuyos edificios, a excepción de su tumba, han sido derribados a martillazos", una conclusión destacada en una investigación de 47 páginas publicada en "Revue d'Egyptologie", en marzo de 2020.

Gabolde confía, como lo señala en el diario Le Monde, que sus colegas del Louvre hayan sido víctimas de esta estafa y no sean traficantes.

Jean-Luc Martinez, arqueólogo e historiador del arte, que dirigió el Louvre entre 2013 y 2021, fue detenido el lunes 23 de mayo en la sede de la Oficina Central de Lucha contra el Tráfico de Bienes Culturales (OCBC) e imputado por cargos preliminares en la noche del 25 de mayo. Aunque fue puesto en libertad permanece bajo control judicial.

Junto a él, según informó la Fiscalía de París, fueron detenidos dos reputados egiptólogos franceses: el conservador del departamento de antigüedades egipcias del Museo, Vincent Rondot, y el egiptólogo Olivier Perdu, ambos liberados sin cargos el martes por la noche.

Los orígenes de la investigación

En la investigación, varios comerciantes de arte y expertos son sospechosos de haber producido documentos falsos para inventar los orígenes de piezas robadas en distintos países de Medio Oriente durante las revueltas de la llamada Primavera Árabe.

En el artículo que publica este jueves 26 de mayor el diario Le Monde se expone que "ante los ojos de los jueces, se plantea un serio problema de procedencia, presuntamente manipulada por el experto en antigüedades Christophe Kunicki y el comerciante Roben Dib. Los investigadores sospechan que produjeron documentos falsos e inventaron orígenes para 'blanquear' centenares de objetos arqueológicos saqueados en diferentes países de Medio Oriente".

Precisamente en el punto de mira de la policía ha estado Kunicki, especialista de arqueología e imputado hace dos años por el origen de la documentación de la estela de granito rosa del faraón Tutankamón.

Kunicki trabajaba para la casa de subastas Bergé & Associés -también salpicada por las investigaciones- y las autoridades le siguen la pista desde que en 2017 vendió el sarcófago dorado de Nedjemankh por 3,5 millones de euros al Museo Metropolitano de Nueva York.

El experto aseguró, en ese entonces, que la obra había salido de Egipto de manera legítima en 1971 pero una investigación probó que había sido robada durante el levantamiento contra el presidente egipcio Hosni Mubarak en 2011, y fue devuelta al país en 2019 después de una investigación internacional en la que participaron Estados Unidos, Francia, Egipto y Alemania.

Según Le Monde, se descubrió que el sarcófago había pasado por las manos de Roben Dib, comerciante de Hamburgo, que alimentaba las subastas de Christophe Kunicki.

Y son precisamente, relata el diario, los mismos protagonistas que propusieron la estela de granito, en 2016, a la comisión de adquisición del Louvre Abu Dabi.

Con AP, EFE y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente