El expresidente maliense Ibrahim Boubacar Keita muere a los 76 años

·3 min de lectura

El exmandatario de Mali, Ibrahim Boubacar Keita, falleció este domingo 16 de enero tras sufrir de una larga enfermedad aún desconocida. IBK, como era llamado por sus iniciales, gobernó la república africana durante siete años y fue derrocado por un golpe militar.

Los malienses lamentaron este domingo 16 de enero la muerte de Ibrahim Boubacar Keita (IBK), víctima de una larga enfermedad, por ahora no revelada, que le quitó la vida a los 76 años.

El expresidente africano falleció en su residencia en Bamako, según informaron fuentes de su partido Reagrupación por Mali (RPM).

Boubacar Keita gobernó Mali de septiembre de 2013 a agosto de 2020. Fue elegido después del golpe militar contra el presidente Amadou Toumani Touré, y en 2018 fue reelegido para un segundo mandato, sin embargo, en 2020 fue derrocado por el Ejército en un momento en el que el país atravesaba por una ola de manifestaciones de la oposición y un periodo de violencia marcado por una insurrección yihadista vinculada con el grupo terrorista Al Qaeda, en el norte del país.

Tras su fallecimiento, mandatarios y exjefes de Estado de varias naciones se pronunciaron por la pérdida de un hombre que amaba su país y el continente africano. En entrevista con France 24, el expresidente francés François Hollande recordó a IBK como “un africano orgulloso de su continente, que trabajó en armonía con sus colegas de África Occidental”.

IBK, derrocado ante una crisis económica y de seguridad en Mali

El politólogo y experto en relaciones internacionales fue ministro de Asuntos Exteriores de Mali en 1993. No pasaron muchos meses para convertirse en primer ministro del país, un cargo que ocupó hasta 2000.

Durante su presidencia de 2013 a 2020, IBK tuvo que hacer frente a una difícil situación de inseguridad e inestabilidad en el país por la presencia de grupos yihadistas que llevaron a cabo varios atentados contra la población civil, el Ejército, las tropas extranjeras y miembros de la ONU.

Pero, el hombre que muchos aprecian por sus diferentes virtudes también fue acusado de corrupción y por la prolongada crisis económica en Mali que llevó a miles de personas a manifestar en las calles de Bamako en 2020 para exigir su salida de la presidencia.

Boubacar Keita tuvo que ceder ante el inminente golpe de Estado por parte de los militares, cuyos líderes siguen en el poder a pesar de las fuertes objeciones de la comunidad internacional.

Presidentes y exjefes de Estado lamentaron la muerte de IBK

En entrevista con France 24, el expresidente francés François Hollande destacó el vigor de IBK en su lucha contra el yihadismo en Mali. “Conocía al señor Keita desde hace mucho tiempo, trabajábamos juntos en las operaciones que habíamos lanzado (…) Era un amante de la lengua francesa (…) Era un hombre de cultura, conocía muy bien a los autores africanos y franceses, sabía declamar poemas”, dijó Hollande del exmandatario fallecido.

Por su parte, el jefe de la diplomacia maliense, Abdoulaye Diop, dijo en Twitter que estaba “entristecido por la desaparición del expresidente Ibrahim Boubacar Keita” y ofreció sus condolencias a la familia.

El expresidente de Níger Mahamadou Issoufou, se refirió a IBK como “un hombre culto, un gran patriota y un panafricanista”, mientras que el mandatario de Costal de Marfil, Alassane Ouattara, escribió en Twitter que estaba triste por la muerte de su “hermano” y rindió homenaje a “un gran estadista y amigo de Costa de Marfil”.

Con Reuters, EFE y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente