El expresidente Cartes desiste del recurso para ocupar una curul en el Senado paraguayo

·2 min de lectura

Asunción, 28 jul (EFE).- El expresidente paraguayo Horacio Cartes (2013-2018) desistió este jueves de una acción de inconstitucionalidad que presentó en 2018 y fue aceptada a trámite por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en contra de una decisión del entonces titular de la Cámara Alta, Fernando Lugo, que le impidió jurar ese año como senador activo.

Así lo dio a conocer en su cuenta de Twitter el representante legal del exgobernante, Pedro Ovelar, un día después de conocerse una resolución de la Sala Constitucional en la que aceptaba analizar un recurso promovido en 2018 por Cartes, a quien EE.UU. vetó el ingreso a su territorio tras señalarlo de participar en "actos de corrupción" durante su mandato.

Ovelar explicó que presentó el "desistimiento" de la acción de inconstitucionalidad que la CSJ dio trámite el 25 de julio pasado, al argumentar que, "a esta altura, la decisión es absolutamente inoficiosa".

Cartes fue elegido senador por el Partido Colorado en las elecciones de abril de 2018, cuando aún ejercía la Presidencia del país.

El exmandatario presentó una acción en contra de una resolución del 28 de junio de 2018 dictada por el exgobernante Lugo, quien resolvió que Cartes no podía jurar al cargo en la Cámara Alta sobre la base del artículo 237 de la Constitución, que dispone que el Presidente de la República no puede ejercer cargos públicos o privados mientras dure sus funciones.

En su lugar, Lugo convocó, siguiendo el orden de la lista del Partido Colorado, a Rodolfo Max Friedmann Alfaro "para presentar juramento o promesa correspondiente y ejercer el cargo de senador".

El mandato de Cartes concluyó el 15 agosto de 2018. En mayo de ese año había presentado su renuncia a la Presidencia, como paso previo para jurar como senador activo, con voto, y no caer en la duplicidad de funciones.

Sin embargo, el Congreso bloqueó la iniciativa por falta de quorum.

El artículo 189 de la Constitución paraguaya establece que los expresidentes electos democráticamente serán senadores vitalicios, "salvo que hubiesen sido sometidos a juicio político y hallados culpables". Tendrán voz, pero no voto.

Lugo fue elegido senador en 2013 tras haber sido destituido en un juicio político de la Presidencia en junio de 2012. EFE

lb/jrh

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente