Explosivo en el centro menores de Hortaleza pone el foco en discursos de odio

La Policía Nacional ha desalojado el centro de menores del barrio madrileño de Hortaleza tras el hallazgo de un artefacto explosivo que ha sido detonado de forma controlada por los Tedax.EFE

Madrid, 4 dic (EFE).- El lanzamiento de un artefacto explosivo este miércoles en el centro de menores de Hortaleza, en Madrid, -que ha sido detonado de forma controlada por los Tedax- ha desencadenado la reacción de los partidos políticos de izquierdas ante los "discursos de odio" emitidos por Vox que han provocado este ataque.

Las patrullas policiales han acudido hoy al centro a primera hora de la mañana tras un aviso de la dirección en el que explicaban que habían encontrado un paquete sospechoso, que al parecer había sido arrojado al patio, dentro de una bolsa, desde fuera del inmueble, en la que se encontraba una granada de entrenamiento.

A través de la red social Twitter, la portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Isa Serra, ha asegurado que "la criminalización a los niños migrantes no acompañados tiene estos efectos", señalamiento del que hace "responsable" a la diputada de Vox, Rocío Monasterio.

La portavoz de Vox acudió en octubre al centro de primera acogida de Hortaleza para denunciar los problemas de inseguridad que sufren los vecinos del barrio, a quienes "atemorizados" los menores extranjeros no acompañados (menas), por lo que exige al Gobierno regional que no se abran más centros destinados para estos jóvenes.

Más Madrid ha sido igualmente crítico con la formación de Santiago Abascal y su portavoz en la Asamblea de Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, ha pedido responsabilidades a "los grupos "que han estado alimentado el odio y el acoso" como "algunos vinculados a la extrema derecha, como Vox" que vienen "desarrollando con el discurso cómplice tanto de PP como de Ciudadanos".

En el pleno de la Asamblea de Madrid que se celebrará este jueves, Más Madrid ha propuesto una declaración institucional para condenar el "ataque terrorista" al centro de Hortaleza y Unidas Podemos otro documento en el que piden la "condena sin ningún reparo a los discursos de odio de quienes criminalizan, que constituyen un caldo de cultivo para todo tipo de agresiones".

A través de la redes sociales también se ha pronunciado la coportavoz de Más Madrid, Rita Maestre, quien ha recalcado que los discursos de "odio xenófobo" tienen consecuencias y desde la formación han condenado "actos de extrema derecha".

Al igual que el líder de Más País, Íñigo Errejón, ha aseverado que la ultraderecha "lleva meses poniendo en el punto de mira" en los menores extranjeros no acompañados, algo para lo que "hace falta ser cobarde y miserable".

Desde Ciudadanos también ha señalado a la formación de Santiago Abascal ya que el diputado regional de Ciudadanos César Zafra ha señalado de "irresponsable" la posición de Vox en la que "bloquea la puesta en marcha" de un pacto regional para "solucionar la situación" de los menores no acompañados en la Comunidad de Madrid.

En el ámbito nacional, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha achacado a los discursos "de odio y de intolerancia" este ataque y ha advertido a aquellos "que lanzan manifestaciones verbales creyendo que son inanes y no tienen efectos", pero que son llamadas "a la xenofobia y a la discriminación".

Los representantes políticos en el Congreso de los Diputados han hecho hincapié en "la violencia del discurso racista de las extremas derechas españolas", según el líder de IU, Alberto Garzón, y "a la extrema derecha violenta e inhumana" para la portavoz de Unidas Podemos, Irene Montero, como la consecuencia del ataque al centro de menores.

La formación de Santiago Abascal en Madrid, liderada por Rocío Monasterio, ha criticado a través de un comunicado que "algunas formaciones utilicen unos hechos tan graves" para "atacar" a su portavoz en la Asamblea de Madrid.

El partido de ultraderecha ha insistido en que es "vergonzoso" que se use la violencia, "injustificada en cualquier caso, con fines políticos".

Una crítica a la que se ha unido el consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López, quien ha asegurado que es "muy peligroso" hacer valoraciones políticas de un incidente que aún se investiga.

"Creo que todos debemos estar en contra de los discursos de odio, del uso de la violencia, pero esto exige no cavar trincheras ni aprovechar este tipo de evento para realizar manifestaciones políticas gravemente irresponsables, vengan de donde vengan", ha subrayado el consejero del Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso.