Explosión en una mezquita de Kabul deja al menos 10 muertos y varios heridos

·2 min de lectura
© REUTERS - Ali Khara

El suceso ocurrió en una de las mezquitas del norte de la capital afgana, Kabul, durante las oraciones vespertinas de este miércoles. De acuerdo a la agencia de noticias AP, que cita a la policía local, al menos 10 personas fallecieron en el ataque, de autoría aún desconocida.

Las autoridades locales apuntan a un presunto ataque suicida como causa del atentado.

"Según nuestra información, hasta el momento, la explosión fue provocada por un terrorista suicida que se inmoló dentro de la mezquita durante las oraciones de la tarde, lo que provocó la muerte de 10 personas e hirió a 8 personas más", aseguró un oficial a medios de prensa.

La agencia de noticias AP, que cita a fuentes policiales, también informó del fallecimiento de al menos 10 personas. Citó asimismo a un testigo que prefirió no revelar su identidad por miedo a represalias, quien dijo que los heridos rondaban la treintena.

El gobierno talibán, por medio de su portavoz, confirmó que hubo muertes. Un funcionario de inteligencia que habló bajo condición de anonimato indicó que el imán de la mezquita está entre los fallecidos y que el número de víctimas podría aumentar.

El hospital de emergencias de Kabul informó haber recibido 27 heridos, entre ellos un niño, cómputo que también reportó la ONG italiana Emergency en sus redes sociales:

"27 personas recibidas en nuestro hospital hasta el momento tras una explosión en el área PD17. 5 niños entre ellos, incluido un niño de 7 años", dijo la entidad.

El portavoz talibán, Zabihullah Mujahid, condenó la explosión y prometió que "los perpetradores de tales crímenes pronto serán llevados ante la justicia y serán castigados".

Por el momento ningún grupo armado se ha adjudicado la autoría del ataque.

La filial local del autodenominado Estado Islámico ha redoblado sus ataques contra los talibanes, así como contra la población civil, desde la llegada del Talibán al poder en agosto de 2021.

Tras la retirada de las tropas internacionales y la victoria de los talibanes, Afganistán enfrenta la violencia a cargo del EI, a la vez que se ha sumido en una profunda crisis económica, en un escenario en el que la comunidad internacional desconoce al gobierno talibán y congeló los fondos para el país.

Con Reuters y AP