Atentado mortal en una concurrida calle comercial de Estambul

Una fuerte explosión ha sacudido Istiklal, arteria comercial altamente concurrida de Estambul. El presidente Recep Tayyip Erdoğan ha elevado la cifra de fallecidos a seis y ha denunciado que se trata de un "vil atentado".

"Hay personas que han muerto en un atentado con bomba a las 16:20 horas (13:20 gmt) en Istiklal. Ofrezco mis condolencias a los muertos y mis deseos de recuperación a los heridos. El Estado encontrará a los organizadores de este ataque terrorista", dijo Erdogan en una comparecencia en la televisión pública TRT.

"El pueblo puede estar seguro de que se castigará a los agresores. Cuatro personas murieron en el lugar de los hechos y dos en el hospital; hay seis muertos y 53 heridos según las últimas informaciones", agregó el mandatario.

La deflagración se produjo a las cuatro de la tarde, hora local, momento de especial afluencia en la avenida, lugar popular tanto para residentes como para turistas por la importante presencia de resutarantes y tiendas.

Las autoridades turcas han prohibido a las emisoras de noticias informar sobre el incidente y la policía acordonó el lugar.

El pasado 20 de abril tuvo lugar el último atentado hasta ahora, cuando un guardia de prisiones falleció y otros nueve fueron heridos al explotar una bomba al paso del autobús que los transportaba hacia su lugar de trabajo cerca de la ciudad de Bursa, al noroeste del país.

Hasta la acción terrorista de hoy, el país vivía un periodo de tensa calma, con una casi ausencia significativa de atentados. Fue entre 2015 y 2017 cuando Turquía fue objeto de los atentados más importantes de los últimos años, unos por parte de la organización terrorista Estado Islámico y otros, por grupos kurdos.