Expertos en salud de EEUU se reúnen para discutir sobre la suspendida vacuna de J&J

·2 min de lectura
Un panel con el logo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Atlanta, Georgia.

Un grupo de expertos médicos convocados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) tiene previsto celebrar una reunión sobre la vacuna Johnson & Johnson (J&J) el miércoles y podría recomendar nuevas restricciones sobre su uso.

Durante el evento, transmitido en vivo, se espera que los expertos brinden una actualización sobre la seguridad de la vacuna, que hasta ahora se ha administrado a 7,2 millones de estadounidenses.

Las autoridades sanitarias anunciaron una pausa de su aplicación el martes después de que seis mujeres de entre 18 y 48 años desarrollaran un trastorno poco común caracterizado por coágulos de sangre en el cerebro y niveles bajos de plaquetas.

Hasta la fecha, una persona murió y otra se encuentra en estado crítico.

Según una presentación de J&J, una séptima desarrolló el trastorno, que ha sido bautizado como "trombocitopenia inmune inducida por la vacuna" o "VIIT".

Previo a la reunión, la directora de los CDC, Rochelle Walensky, dijo a la prensa el miércoles que los síntomas son consistentes con los efectos secundarios raros derivados de la vacuna AstraZeneca que se registraron en Europa.

"Quiero compartir con ustedes mi confianza en el sistema que tenemos", expresó. "Conjuntamente, los CDC y la FDA (Administración Federal de Alimentos y Medicamentos) pudieron identificar estos eventos raros y actuar rápidamente para alertar a los proveedores de atención médica, así como al público", subrayó.

Se insta a las personas que recibieron la vacuna J&J a que informen si experimentan síntomas que incluyen dolor de cabeza intenso, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar.

Mientras tanto, se les ha dicho a los médicos que no traten esos coágulos con la heparina común porque esto podría empeorar la afección.

Tanto las vacunas de J&J como de AstraZeneca se basan en la tecnología de vectores de adenovirus, que ahora está bajo escrutinio.

Otros inmunizantes de vector de adenovirus contra el covid-19 son Sputnik V, del laboratorio ruso Gamaleya, y CanSino, producido en China.

Los casos con coágulos cerebrales o abdominales junto con plaquetas bajas no se han relacionado con las vacunas de los laboratorios Pfizer ni Moderna, que se basan en la tecnología de ARN mensajero.

En la reunión de consejeros debe votarse sobre una "actualización de las recomendaciones de uso", pero no es obligatorio celebrar la votación el miércoles. Las restricciones pueden incluir recomendar que solo las personas mayores de cierta edad reciban la vacuna.

El razonamiento es que las personas mayores tienen más riesgo de desarrollar una forma grave de covid y, por tanto, les interesa más vacunarse pese a los posibles efectos secundarios.

ia/ec/llu/rs/yo/gma