Los expertos piden recursos para investigar. Es la mejor arma contra cáncer

·3 min de lectura

Madrid, 22 sep (EFE).- Hace treinta años, el nivel de supervivencia del cáncer no llegaba al 35 por ciento pero hoy este porcentaje está levemente por encima del 60 por ciento en el caso de las mujeres y casi en el 60 por ciento en el de los hombres, y todo gracias a la investigación.

Estas cifras demuestran que "investigar tiene resultados" y que, gracias a la investigación "los científicos podemos reducir el sufrimiento del cáncer, rebajar la incidencia y mejorar la supervivencia", ha asegurado Luis Paz-Ares, jefe de la Unidad de Investigación Clínica de Cáncer de Pulmón del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

Con motivo del Día Mundial de la Investigación en Cáncer, que se celebra el próximo sábado 24 de septiembre, Paz-Ares ha participado hoy en una jornada organizada por el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), a la que también ha asistido Antonio Pérez-Martínez, jefe del Servicio de Hemato-oncología Infantil del Hospital La Paz, ambos en Madrid.

Durante la jornada, que ha sido inaugurada por la científica y directora del CNIO, María Blasco, los tres investigadores han destacado la importancia de la investigación, que es la mejor herramienta contra el cáncer y la única vía "para que la palabra cáncer nos deje de dar miedo", ha dicho Blasco.

Y es que, los tratamientos que hoy salvan vidas "eran investigación hace 15 años", y lo que se investiga ahora será "la manera de tratarlo, curarlo y prevenirlo" en el futuro, ha subrayado.

En su intervención, Paz-Ares ha explicado que una manera fundamental para evitar el cáncer es reducir los factores de riesgo como el tabaco, la mala alimentación o la falta de ejercicio.

Otra vía para atajarlo es el diagnóstico precoz porque la tasa de curación y supervivencia varía mucho entre unos tipos de cáncer y otros, "en gran medida porque muchos de ellos se diagnostican tarde, como el de pulmón, que no está incluido en programas de detección y cribado como el de colon o el de mama".

Y el último paso para luchar contra el cáncer son contar con tratamientos efectivos que sirvan también cuando la enfermedad está avanzada pero para ello hace falta conocer qué mutaciones lo originan, y ayudar a las defensas del organismo a que lo detecten y escapen, la inmunoterapia, que está siendo toda una revolución en el tratamiento del cáncer.

Por su parte, Antonio Pérez Martínez ha recordado que mientras que en España se diagnostican 300.000 casos de cáncer al año, en los niños esa es la cifra de casos anuales en todo el mundo, es decir, "son una gota de agua en el mar".

Pero además, mientras que el cáncer adulto está asociado al envejecimiento, el de los niños está ligado al desarrollo. "En oncología infantil todo es distinto pero todavía sabemos muy poco porque se ha invertido muy poco en investigar el cáncer infantil", ha lamentado.

Además, el 20 por ciento de los casos de cáncer en niños se da en países desarrollados pero el otro 80 por ciento tiene lugar en países en vías de desarrollo. "Es un sesgo absoluto", ha advertido.

A la jornada ha asistido también el alcalde de la localidad jiennense Torreperogil, José Ruiz, quien ha explicado que todos los habitantes del pueblo son "Amigos del CNIO", una iniciativa con la que este centro de investigación canaliza donativos para contratar investigadores.

Ruiz ha explicado que "es muy bonito poder contribuir a luchar contra el cáncer y ayudar a encontrar la cura" y, por ello, está impulsando una coordinación de ayuntamientos españoles.

"En España hay 8.000 ayuntamientos. Si solo un millar de nosotros dedicara 1.000 euros a la investigación del cáncer, lograríamos un millón de euros", una cifra que para el CNIO "representaría mucho" y que para la mayoría de consistorios "no es nada", ha razonado el alcalde.

(c) Agencia EFE