Expertos del OIEA ya están en Ucrania y se dirigen a la planta nuclear de Zaporizhia

·5 min de lectura
© Servicio de Prensa Presidencial de Ucrania / Reuters

El Oganismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) intenta abrirse camino desde Kiev hacia la central nuclear de Zaporizhia. Allí intentará hacer una labor de inspección de la mayor planta nuclear de Europa. Tanto Kiev como Moscú han manifestado su interés en que la misión cumpla con su objetivo. Zelenski ha pedido, además, “una urgente desmilitarización de la central” y advierte que, en medio de los combates, las únicas opciones para los militares rusos serán “huir o rendirse”.

En medio de combates próximos a la zona donde está ubicada la planta nuclear de Zaporizhia en Ucrania, la misión de expertos del OIEA, que llegó este martes 30 de agosto a la capital ucraniana, intenta abrirse camino desde Kiev a Zaporizhia para hacer una inspección ante los temores, cada vez mayores, de un desastre nuclear.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, se reunió este martes con el director general del OIEA, Rafael Grossi, y otros dos miembros del equipo internacional. El mandatario les pidió hacer "todo lo posible por evitar amenazas a nivel global", en referencia a un posible desastre nuclear derivado de la ocupación rusa de la planta y los bombardeos a su alrededor.

Zelenski hizo enfatizó en la importancia de se produzca también una "urgente desmilitarización de la central, la retirada de todo militar ruso con cualquier arma, la liberación de nuestra planta y la creación de una zona desmilitarizada tanto dentro como alrededor de la misma, además de la transferencia de su control total al Estado ucraniano".

Sin embargo, lo que dificulta el cumplimiento de esa tarea es su proximidad a las zonas de los combates y el señalamiento mutuo de ataques contra la planta.

Prorrusos y ucranianos se señalan mutuamente de ataques contra la central

En la ciudad de Energodar, en el sur de Ucrania y donde está ubicada la planta, el Ejército ruso que controla la zona, denunció este martes un ataque contra las instalaciones de la planta.

La administración prorrusa de esta ciudad dice que las fuerzas ucranianas emplearon artillería de gran calibre y "se registraron dos impactos junto al edificio del depósito de combustible gastado".

En un comunicado, la administración prorrusa aseguró que con estas acciones la parte ucraniana busca impedir la visita de la agencia atómica de la ONU.

"Confiamos en que la misión (del OIEA) se llevará a cabo, como se ha acordado. Vuelvo a repetirlo: estamos interesados en esta misión y la esperamos desde hace mucho", declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

El portavoz añadió que Rusia insiste en "llamar la atención de toda la comunidad mundial sobre la conducta irresponsable de los militares ucranianos, que con sus ataques contra la central de Zaporizhia ponen en peligro la instalación, los territorios aledaños y una geografía mucho más amplia".

Por su parte, Kiev acusa al Ejército ruso de bombardear los posibles caminos por las que la misión podría llegar a la central.

El asesor de la Presidencia ucraniana, Mykhailo Podolyak, dijo en su cuenta de Twitter que "todo era predecible. Rusia ataca de manera premeditada los corredores por los que la misión del OIEA debe acceder a la central nuclear de Zaporizhia". Y explica que esto lo hacen para que el equipo de expertos tenga que pasar por la anexionada península de Crimea y zonas ocupadas por Rusia.

Zelenski insta a soldados rusos a huir para salvar sus vidas

El presidente de Ucrania instó a los soldados rusos a huir para salvar sus vidas después de que sus fuerzas lanzaran una ofensiva para retomar el sur de Ucrania, pero Moscú dijo que había rechazado el ataque e infligido grandes pérdidas a las tropas de Kiev.

El mandatario ucraniano también aseguró que Rusia no tendrá una "única base segura, un solo lugar seguro" en cualquier lugar en las zonas ocupadas y, al final, sus únicas opciones serían "huir o rendirse".

"Si quieren sobrevivir, es hora de que los militares rusos huyan. Vayan a casa", dijo Zelenski en su discurso nocturno. "Ucrania está recuperando su propia (tierra)", dijo, y agregó que no revelaría los planes de batalla de Kiev.

Llegada de la misión coincide con los combates en el sur de Ucrania

El arribo del equipo de expertos del OIEA a Ucrania ha coincidido con el recrudecimiento de los combates en sur del país, de los que Kiev no quiere dar información para no entorpecer su marcha, según las autoridades ucranianas.

"No escucharán nada concreto de nadie con responsabilidades, porque es una guerra. Pero los ocupantes deben saber que los echaremos fuera de la frontera, de nuestra frontera, cuya línea no se ha modificado. Y los ocupantes lo saben muy bien", dijo el presidente Zelenski en su alocución diaria.

El lunes 29 de agosto, según el mando militar ucraniano, una ofensiva logró romper una de las tres líneas defensivas rusas en varios sectores del frente.

La portavoz del Mando Sur de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Natalia Humeniuk, aseguró este martes que el Ejército de su país “ha cortado el apoyo logístico de los invasores rusos a través del río Dniéper en la región de Jersón a través de ataques quirúrgicos a puentes, pontones y transbordadores”.

Sin embargo, pese a la falta de datos de la ofensiva ucraniana, “todos los indicios señalan que se trata de la recuperación de Jersón, la única capital regional conquistada por las tropas rusas desde que entraron en Ucrania el 24 de febrero de ese año”, concluye EFE.

Jersón, situada en la margen derecha del Dniéper, está unida por tres puentes, ahora intransitables, al resto de la región homónima, que colinda con la península de Crimea. Según expertos militares ucranianos desde allí las tropas rusas reciben sus suministros, situación que podría vulnerar sus operaciones.

Con EFE, AP y Reuters