Expertos médicos del ejército ruso comienzan a marcharse de Italia

El ejército ruso inició el jueves la retirada de su personal médico de Italia, donde colaboraron en la lucha contra el nuevo coronavirus.

La salida de los expertos rusos fue anunciada por el ministro de Defensa, Sergueï Shoïgu, quien no dio más detalles sobre cómo se llevará a cabo.

Roma agradeció a Moscú por su gesto humanitario, que también suscitó polémica. Las autoridades rusas criticaron las informaciones publicadas en el diario italiano Stampa donde se sugería que tras la ayuda médica podría haber una operación de espionaje, citando a fuentes del gobierno sin identificar.

En total, Rusia envió a finales de marzo a Italia más de 100 médicos, virólogos y epidemiólogos militares, así como equipos de protección y desinfección. La ayuda se destinó sobre todo al norte del país, especialmente castigado por la pandemia.

En Italia el nuevo coronavirus mató a más de 29.000 personas y contagió a 215.000, según las cifras de la AFP, basadas en informaciones oficiales. Rusia ha registrado 177.160 contagios y 1.625 muertes.