Tres recomendaciones de expertos para ahorrar hasta 43.000 euros al solicitar tu hipoteca

·4 min de lectura
(Photo: GIBOBS)
(Photo: GIBOBS)

Analistas y expertos lo confirman: este es unbuen momento para comprar una vivienda. Efectivamente, el escenario se dibuja propicio para adquirir una casa, especialmente por los bajos tipos de interés del mercado.

El Euribor, el índice de referencia de los tipos de interés, se sitúa en porcentajes históricamente bajos: -0,492% en septiembre. Esto configura un panorama beneficioso para el comprador que necesite recurrir a una hipoteca para adquirir una vivienda.

Además, hay otras dos cuestiones que favorecen el mercado. Una de ellas son los precios de los inmuebles que cayeron considerablemente durante 2020 y, aunque ya han empezado a subir, están aún muy lejos de los alcanzados en 2007. La otra es la mayor tasa de ahorro, que se disparó el pasado año por la pandemia hasta casi el 15% de la renta.

En este contexto, además, han surgido alternativas seguras y especializadas que ayudan al nuevo comprador a negociar y contratar una hipoteca. Es el caso de la plataforma gibobs allbanks,de asesoramiento hipotecario, cuyo objetivo es ofrecer a sus clientes la hipoteca más ventajosa para cada uno.

Pero con esto no está todo hecho. Comprar un vivienda y contratar una hipoteca son decisiones trascendentales que hay que analizar y estudiar con paciencia y objetividad.

Estos son algunos de los consejos que ofrecen los expertos a la hora de dar el paso y convertirse en propietario de una casa.

1. Haz cálculos y empieza a familiarizarte con los conceptos

La decisión está tomada: has ahorrado durante unos años y esto te permite dar el paso de comprar una vivienda. Entonces es el momento de empezar a hacer números y buscar la casa que se ajuste a tu presupuesto —y no al revés—.

Los bancos no suelen conceder el 100% del valor de la vivienda, así que lo aconsejable es disponer de un 20% del precio total de la casa. ¿Cuánto has ahorrado? Pues haz cuentas y empieza a poner límites a tu búsqueda.

Ten en cuenta que la firma de la hipoteca te vincula casi de por vida con una deuda, así que analiza bien cómo va a afectar a tu economía del futuro —se recomienda una cuota mensual por debajo del 40% de tus ingresos—, cuál es tu situación laboral y qué cambios puede que tengas que hacer en tu día a día y, sobre todo, si estás dispuesto a ello.

A partir de aquí, comienza a familiarizarte con conceptos clave que te hagan entender cada fase de la negociación: tipo de interés fijo, interés variable, amortización de capital, productos vinculados, Euribor, carencia de capital...

2. Contratar la hipoteca tiene un precio de partida

Sí, contratar una hipoteca, como muchos otros productos bancarios, tiene un coste —y no es poco dinero—. Gastos extra que, en ocasiones, no son tenidos en cuenta a la hora de hacer cálculos.

Formalizar la compra de la casa ante notario se realizan dos trámites: oficializar la hipoteca y el de compra-venta de la vivienda.

Los gastos de la compra con:

  • Pago de notaría por la compra-venta.

  • Gastos del gestor derivados de la compra-venta.

  • Impuesto de transmisiones patrimoniales por realizar la compra-venta.

  • Registro de compra-venta del inmueble.

Los gastos derivados de la oficialización de la hipoteca son:

  • Gastos de notaría por la hipoteca.

  • Gastos de gestoría por el préstamo hipotecario.

  • Impuesto de actos jurídicos documentados por el préstamo hipotecario.

A estos hay que añadir otro: la tasación del piso por parte de un perito. El banco te ofrecerá un modelo de financiación en base al valor que el inmueble tenga en el mercado en ese momento.

3. Contrata los servicios de un experto

No sirve que nos quedemos con la oferta de nuestro banco de toda la vida. Tampoco con la del que nos han aconsejado desde nuestro círculo cercano. Hay que analizar y comparar la propuesta de varias entidades financieras para elegir la que mejor se adapte a nuestras posibilidades y necesidades.

Advierten desde la plataforma de asesoramientogibobs allbanks que cada banco tiene una oferta diferente, y que además, diseñan propuestas distintas para cada cliente.

(Photo: GIBOBS)
(Photo: GIBOBS)

Si disponemos de tiempo, paciencia y conocimiento, podemos ir de banco en banco con nuestro planteamiento. Pero si esta labor resulta tediosa y confusa, podemos recurrir a asesores hipotecarios, como los de gibobs allbanks, que negocian con los bancos en busca de las mejores condiciones para cada uno de sus clientes.

La base del funcionamiento de esta empresa de asesoramiento hipotecario es la personalización. Para ellos, cada cliente es único y tiene unas necesidades específicas que hay que tener en cuenta. Por esta razón, cuentan con expertos con años de experiencia que se ocuparán de conseguir la hipoteca perfecta para cada perfil. Además, te acompañarán desde el inicio del proceso hipotecario hasta la firma, ayudándote a entender la letra pequeña.

Los resultados de quien ha recurrido a gibobs allbanks han sido más que favorables. Según datos basados en las simulaciones realizadas en la plataforma desde mayo a julio de 2021, los usuarios en Madrid se podrían llegar a ahorrar 121 euros al mes: 1.449 euros al año que, en una hipoteca de 30 años, se podrían llegar a convertir en 43.482 euros. En Barcelona, este ahorro se podría llegar a traducir en 38.752 euros; en Valencia, en 26.681; y en Málaga, 26.984 euros.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente