Expertos empiezan a calcular riesgo de pandemia en crecimiento

Craig Stirling, Enda Curran y Catherine Bosley
1 / 2

Expertos empiezan a calcular riesgo de pandemia en crecimiento

(Bloomberg) -- La terrible posibilidad de que el brote de coronavirus pueda convertirse en la primera pandemia con un verdadero impacto en la era de la globalización está volviendo a suscitar dudas sobre la estabilidad de la economía mundial.Con la cifra de fallecidos en cerca de 3.000, más de 80.000 casos diagnosticados oficialmente y ahora un brote en Italia que ha provocado el cierre de la parte más rica de su economía, algunos expertos están comenzando a calcular lo que una propagación descontrolada podría significar para el crecimiento global.

Oxford Economics Ltd. estima que una crisis de salud internacional podría ser suficiente para eliminar más de US$1 billón del producto interno mundial. Ese sería el precio de un incremento del ausentismo en el lugar de trabajo, una menor productividad, caída de los viajes, trastornos de las cadenas de suministro y una reducción del comercio y la inversión.

Los inversores ya están nerviosos y los índices de referencia estadounidenses se desplomaron más del 3% el lunes y el índice S&P 500 registró la mayor caída desde febrero de 2018.

Por ahora, los bancos centrales y los gobiernos continúan apostando a que el coronavirus no dañará mucho la economía mundial y quizás le permita disfrutar de un rápido repunte cuando la enfermedad desaparezca. Pero esa confianza se está poniendo a prueba.

El Fondo Monetario Internacional actualmente considera que el virus solo lo obligará a restar un 0,1 punto porcentual de su previsión de crecimiento mundial del 3,3% para 2020, pero la economista jefe del FMI, Gita Gopinath, dijo en una entrevista de Yahoo Finance que una declaración de pandemia supondría la posibilidad de “escenarios realmente negativos y graves”.

El jefe de la Organización Mundial de la Salud calificó los nuevos casos de “profundamente preocupantes”, pero dijo que el brote no es una pandemia aún.

No obstante, el cierre prolongado de las fábricas chinas que se suponía que volverían a estar operativas y la propagación del virus a Corea del Sur, Irán y el corazón industrial del norte de Italia plantean dudas de muertes y trastornos mucho mayores. El virus podría llevar a Italia a una recesión, lo que también podría dañar el resto de Europa.

La confianza del consumidor en Corea del Sur ha registrado la mayor cantidad en cinco años.

El presidente de UBS Group AG, Axel Weber, ya es mucho más pesimista que el FMI y advirtió que el crecimiento mundial experimentará una caída masiva del 3,5% al 0,5% y China se contraerá en el primer trimestre.

“El riesgo a la baja mucho mayor es que esto sigue siendo un problema”, dijo el ex presidente del Bundesbank a Bloomberg Television en Riad, donde los responsables de economía del Grupo de los 20 mostraron una preocupación colectiva sobre los peligros del virus.

La forma de evaluar el riesgo se complica por las dudas sobre lo lejos que viajará el coronavirus.

En un análisis anterior al brote actual, el Banco Mundial considera que una pandemia destructiva podría provocar millones de muertes, y señala cómo incluso las estimaciones conservadoras sugieren que tal experiencia podría destruir hasta un 1% del PIB mundial. Una emergencia sanitaria catastrófica, similar a la gripe española de 1918, en la que podrían haber perdido la vida unos 50 millones de personas, podría costar un 5% al PIB mundial, dijo el prestamista con sede en Washington en un informe de 2015.Un artículo de marzo de 2016 del que el exsecretario del Tesoro de Estados Unidos Lawrence Summers fue coautor comparó el impacto financiero anual de una gripe pandémica con el coste anual a largo plazo del calentamiento global. Se calculó que si las muertes pandémicas superaran las 700.000 por año, el costo total para la economía mundial de vidas prematuras perdidas y enfermedades, junto con la pérdida de ingresos, totalizaría el 0,7% del ingreso global.

La estimación de Oxford Economics del impacto de una pandemia global derivada del brote actual sugiere un costo de US$1,1 billones para el PIB global. Tanto Estados Unidos como las economías de la zona euro sufrirían recesiones en el primer semestre de 2020. Describe este escenario como una “conmoción corta pero muy aguda en la economía mundial”.

Aparte de la contención de la enfermedad, un factor mitigante -y un gran desconocido para los economistas que modelan el resultado- serán las medidas de los bancos centrales y los gobiernos para amortiguar los efectos. Sin embargo, para Drew Matus, estratega jefe de mercado de MetLife Investment Management, la política monetaria por sí sola probablemente sería insuficiente.

“Supongo que lo cierto es que no se puede resolver con tasas de interés”, dijo a Bloomberg Television. “Las personas están preocupadas por sus familias, por su salud: 25 puntos básicos no hacen que las personas salgan a gastar”.

Nota Original:Economists Start to War-Game Pandemic Threat to Global Growth

--Con la colaboración de Francine Lacqua, Tom Keene y Joanna Ossinger.

Para contactar al editor responsable de la traducción de esta nota: Carlos Manuel Rodríguez, carlosmr@bloomberg.net

Reporteros en la nota original: Craig Stirling en Frankfurt, cstirling1@bloomberg.net;Enda Curran en Hong Kong, ecurran8@bloomberg.net;Catherine Bosley en Zurich, cbosley1@bloomberg.net

Editores responsables de la nota original: Simon Kennedy, skennedy4@bloomberg.net, Malcolm Scott, Cristina Jimenez

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.