El experimento contra el Covid-19 de un concierto en Países Bajos termina en desastre

·3 min de lectura

Probaron a celebrar un festival con miles de asistentes a los que les exigían probar que estaba inmunizados y les ha salido mal. El balance, que no descartan que pueda aumentar, es de un millar de contagiados por coronavirus en un evento multitudinario celebrado el primer fin de semana de julio en la ciudad holandesa de Utrecht convertido ahora en el mayor brote en Países Bajos desde el inicio de la pandemia. 

Acudieron 20.000 personas y ya hay alrededor de 1.000 contagiados. (Foto: Getty Images)
Acudieron 20.000 personas y ya hay alrededor de 1.000 contagiados. (Foto: Getty Images)

Según publica Dutch News, el festival centro del macrobrote es el de Verknipt. A él asistieron un total de 20.000 personas a las que antes de su entrada al recinto, al aire libre, se les exigió mostrar un código QR para comprobar que habían sido vacunados, acreditaban una test con resultado negativo o habían superado el Covid-19 hacía poco. De lo contrario, no se podía acceder al recinto. Aún así, y pese a que los organizadores aseguran que los protocolos se cumplieron, ya hay alrededor de 1.000 contagiados. 

Al evento, en el que no se usaron mascarillas ni se respetó la distancia interpersonal debido a la exigencia de la prueba en la entrada, acudió también la alcaldesa de la ciudad, Sharon Dijksma, que compartió con sus seguidores una foto el festival aquel día y calificó lo vivido como “especial y un poco tensa” por el hecho de vivir una experiencia en condiciones similares a las previas antes de la pandemia

En declaraciones a la radio NOS, Leiden Olaf Dekkers, profesor de epidemiología, señalaba que “muchas personas pasaron mucho tiempo juntas en un espacio pequeño. Y esa es la forma de propagar el virus”. Por su parte, como recoge NL Times, la portavoz del servicio de salud GGD Lydia van der Meer, ha comentado que “se permitió que la prueba de acceso con un margen de 40 horas y los jóvenes actualmente tienen muchos contactos. La explicación puede estar ahí”. 

Las autoridades sanitarias no descartan que el número de casos positivos entre los asistentes aumente al mismo tiempo que reconoce que tampoco se puede determinar con total seguridad que todos los positivos se contagiasen en el festival.

Los organizadores del Veknipt y el Ayuntamiento de Utrecht acordaron de manera conjunta las medidas a aplicar durante el festival y, como han señalado los primeros, “esto concluyó, entre otras cosas, en un documento de 45 páginas con protocolos adicionales para el coronavirus”. También han añadido que cumplieron con los protocolos acordados y revisaron a conciencia los QR en la entrada. Algo que han confirmado también desde el GGD.

Con alrededor de un millar de contagiados, el de Veknipt se ha convertido en el mayor brote de coronavirus en el país superando con creces el de los 200 registrados en un club nocturno de Enschede en el que se reunieron 600 personas.

En España, el pasado mes de marzo se celebró un concierto piloto en el Palau San Jordi al que asistieron 5.000 personas para presenciar en directo al grupo Love of Lesbian. Para acceder, todos los asistente se sometieron a una prueba de antígenos el mismo día del concierto y solo entraron quienes dieron negativo. Un mes después, entre los asistentes solo se habían dado seis positivos. 

Cuatro de ellos se contagiaron fuera y los dos restantes no se pudo determinar cuándo lo hicieron, según el estudio que se hizo. Al diferencia de en el festival holandés, en Barcelona los asistentes tenía que llevar mascarilla FFP2, aunque no se guardó distancia de seguridad tampoco y fue en un espacio cerrado.

EN VÍDEO | Rozalén atrapa al público madrileño en su “bosque” en dos noches mágicas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente