Un experimento accidental demuestra las ventajas de que los niños se eduquen a la intemperie

·2 min de lectura
Imágenes del antes y después de generar los entornos naturales en las guarderías
Crédito: Universidad de Helsinki
Imágenes del antes y después de generar los entornos naturales en las guarderías Crédito: Universidad de Helsinki

En Finlandia, algunas guarderías han hecho un experimento sin querer. Sin que fuese su objetivo, han conseguido demostrar que el sistema inmune de los niños que están en contacto con la naturaleza mejora. Y que es este cambio en su ambiente el que hace que tengan mejor salud.

Vamos a ver cómo es eso de hacer un experimento sin proponérselo. Que los niños y niñas que tienen contacto con la naturaleza tienen mejor sistema inmune es algo que se sabía. Lo que no estaba clara era la causa

Bien, pues en algunas guarderías de Finlandia, lo que ha ocurrido es que se han plantado bosques. Ecosistemas forestales en el entorno en el que juega el alumnado. De hecho, estos niños y niñas tienen actividades en el bosque.

Es decir, han cambiado su entorno. Al crear el bosque, han modificado el ambiente en el que viven los niños y las especies con las que están en contacto.

Así que tenemos dos grupos: los niños de las guarderías con bosque, y los que van a guarderías en entornos urbanos. La pregunta es si hay alguna diferencia

Y sí que la hay. Dos fundamentales. La primera, que la diversidad de bacterias en el intestino y la piel de los niños es distinta. Más sana en la de los niños que tienen los bosques a mano

La segunda está en el sistema inmune. La cantidad de células T, componentes fundamentales del sistema inmune, es mayor en los niños que disfrutan de los bosques.

Esto demuestra lo que se conoce como hipótesis de la biodiversidad. Según esta idea, parte de los problemas de salud que se ven en la sociedad moderna vienen de vivir en entornos poco biodiversos. Que como nuestros sistemas inmunes no se enfrentan a suficientes peligros, se quedan "adormecidos".

El problema es dónde ir desde aquí. Porque este estudio no resuelve todas la dudas. Y aunque lo hiciera, plantar un bosque en cada guardería no es viable, y aquí lo que se estudia es un cambio de entorno, no una actividad de un rato cada semana

Pero al menos da pistas, pistas importantes e interesantes.

Vídeo | Este prodigio musical de 8 años reproduce todo tipo de canciones y sinfonías con su ukelele

Más historias que te pueden interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente