Experiencias para el comensal "disfrutón" con el chef José Carlos García

Agencia EFE
·3 min de lectura

Málaga, 1 abr (EFE).- El chef con estrella Michelin José Carlos García ha renovado su oferta gastronómica para acercar a un público más joven y local a su restaurante de Málaga, donde ha descubierto durante la pandemia un nuevo tipo de comensal -a los que define como disfrutones- que buscan experiencias más intensas.

García, que consiguió su primera estrella hace ya dos décadas, va a cumplir con su restaurante 10 años en su actual ubicación en el Puerto de Málaga y su idea es que los visitantes se relajen para almorzar y disfruten de "sensaciones" como probar un buen pescado fresco u oler y degustar un buen vino.

La mayoría de los comensales son extranjeros afincados en la Costa del Sol, que llegan "entregados y dispuestos a disfrutar al cien por cien" y a agradecer cada detalle e interactuar con el chef, según asegura a Efe José Carlos García.

"El cliente viene más disfrutón y se va a por el menú más caro cuando pensábamos que iban a ser más prudentes", relata el chef, que señala que el año pandémico ha servido para aprender a "actuar con más prudencia a la hora de crear los platos" y "mejorar como establecimiento, negocio y personas".

La crisis económica ha afectado a muchas familias, por lo que el chef, ávido por "subsanar la curiosidad" que muchos habitantes locales tenían por visitarlo, decidió crear el menú "Conoce José Carlos García" que busca conquistar nuevos paladares, es más económico, está atrayendo a un público "muy joven" y supone una "experiencia muy gratificante" para él.

"Tenemos la obligación de ser embajadores de nuestro producto local", afirma el chef, que añade que esta defensa de lo propio es "por lógica" ya que es "una garantía" y se presenta "mucho más fácil y práctico" comprar unos aguacates en la Axarquía -zona oriental de la provincia malagueña- que "en Groenlandia".

Sin embargo, esta defensa del producto local no impide a José Carlos adaptar "cositas de fuera" en los platos o recetas de su restaurante, donde fusiona, en un espacio íntimo, la gastronomía malagueña con las técnicas más vanguardistas.

El chef malagueño toma la palabra para expresar el sentir de muchos compañeros de su profesión tras las restricciones horarias del Gobierno, que afectan a la hostelería, y manifiesta que tienen "ganas" de que les dejen abrir otra vez como hacían antes y "volver a disfrutar" de los clientes "de fuera".

Sin embargo, entiende que estas restricciones se piden "por una razón" y hay que "acatar las circunstancias". Esta situación no desanima al chef, "ilusionado" por el verano de 2021, en el que tiene muchas peticiones de reserva -lo que le "anima"- y confía en poder "sentir el cariño" de los comensales, tanto los turistas como los locales.

"Ya sabemos de qué va el virus y habrá muchas vacunas", dice, por lo que, aunque el del 2021 no sea un "superverano", será "mucho mejor que el anterior" y sigue empeñado en transmitir esperanza.

Daniel Luque

(c) Agencia EFE