La experiencia terrible de una mujer que viajó a Turquía por una ortodoncia para ahorrarse dinero

Una usuaria de TikTok, Amanda Turner, denuncia la terrible experiencia sufrida en una clínica turca especializada en ortodoncia a la que acudió para ahorrarse una ingente cantidad de dinero por el implante de unas coronas dentales. El trato era desembolsar aproximadamente 3.000 euros por 28 coronas individuales, pero la realidad es que le engañaron pusiéndole 6 puentes que ni siquiera pegaron correctamente. Ella pensaba que le ajustarían cada diente individualmente, además de hacerlo con la limpieza y seguridad requeridas en este tipo de procedimientos.

Un inesperado cambio de planes que dejó a esta joven británica sin palabras. A ello se le sumó el limado de sus dientes hasta niveles extremos, algo que le provocó un dolor extremo. Según ella misma ha narrado en la red social china, ya lleva tres cajas de antibióticos para intentar aliviar las molestias en su boca. “Ni siquiera puedo mover la cara, me duele tanto”, explica a través de sus vídeos. El principal fallo fue no aplicar la congelación adecuada, un paso crucial antes de proceder a eliminar la capa de esmalte de los dientes naturales. Esto le provocó un dolor intensísimo, de hecho, tuvo que rogar que le pusieran más anestesia para poder soportarlo, una demanda a la que hicieron caso omiso, continuando con el procedimiento.

Tampoco se libró de sufrir problemas con el alojamiento, de cuyos costes se encargaba esta clínica, aunque eso no fue del todo cierto, por lo que se vio obligada a contactar con la embajada inglesa y explicarles la situación. Al llegar a su casa en Belfast, la joven escribió una reseña en Internet para que todo el mundo conociera el maltrato físico y moral al que había sido sometida. El número de WhatsApp de la clínica con la que había contactado antes de viajar a la capital turca le bloqueó al recibir sus quejas, por lo que no le quedó más remedio que hacer una queja pública por el trato recibido. Al final del mensaje, la propia Amanda reconoce que nunca había pasado por una situación de tanto dolor y que recomienda a todo aquel que esté pensando en realizarse el mismo retoque estético, que acuda a un hospital y no a una clínica privada que se encuentre en otro país, puesto que, aunque ofrezca precios muy atractivos, puede sufrir el mismo engaño.

Los usuarios de la red se compadecieron de su situación y no dudaron en enviarle mensajes de ánimo y recomendarle que pensara en abrirse un fondo recaudatorio con el objetivo de arreglarse la boca en condiciones. Una serie de catastróficas desdichas por intentar ahorrar un par de miles de libras al conseguir la famosa ‘sonrisa de Hollywood’.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente