Pocas expectativas de adhesión en la cumbre de los Balcanes Occidentales

·2 min de lectura

Pocas expectativas de cara a la cumbre entre la Unión Europea y los países de los Balcanes Occidentales que se celebra este miércoles en Eslovenia.

No faltarán las declaraciones de buenas intenciones de cara a su eventual ingreso en el club comunitario, pero Bruselas evitará fijar fechas concretas.

Y según algunos expertos, los retrasos en el proceso de adhesión tienen consecuencias, tal y como demostraría el reciente brote de tensión entre Kosovo y Serbia.

"La región se encuentra en un estado de fragilidad y de inestabilidad que no se veía desde el fin de las guerras de los noventa", afirma Vesna Pusic, exministra de Asuntos Exteriores de Croacia. "Tanto la élite política como la sociedad han renunciado a la esperanza de formar parte de la Unión algún día."

En lo que se refiere al proceso de adhesión, los seis países balcánicos se encuentran en fases diferentes: Montenegro y Serbia han iniciado negociaciones, Albania y Macedonia del Norte están a la espera de iniciar conversaciones formales, mientras que Kosovo y Bosnia son candidatos.

El proceso de adhesión depende de que se respeten una serie de estándares democráticos y se lleven a cabo reformas socioeconómicos. Pero a pesar de que se hay avances, las puertas europeas siguen cerradas.

"El riesgo principal, en este momento, es que se produzca un retroceso en los que se refiere al respeto del Estado de derecho y de la libertad de medios", explica Majda Ruge, analista política del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores. "Ya se están viendo problemas de intromisión en Estados clave o Estados vecinos como Serbia y Croacia".

Además, algunos Estados miembros están imponiendo sus propios criterios. Bulgaria ha vetado a Macedonia del Norte por una disputa lingüística. Y otros como Francia temen que la adhesión acarree una oleada de trabajadores procedentes de estos países. Un tema especialmente sensible a pocos meses de las elecciones presidenciales.

"Las elecciones francesas juegan un papel muy importante, por supuesto, y uno puede entender que el presidente Macron quiera evitar que esto pueda tener una influencia negativa de cara a su campaña y a sus posibilidades de ganar otro mandato", añade Vesna Pusic.

Y mientras la Unión Europea titubea, otras potencias como China y Rusia tratan de aumentar su influencia política incrementando sus inversiones en la región.

Un detalle relevante de esta cumbre es que España, por primera vez, ha aceptado sentarse en la mesa con un líder kosovar, a pesar de que sigue sin reconocer la independencia del país .

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente