Expectación ante la gravedad de Benedicto XVI mientras sus compatriotas valoran su figura

En la plaza de San Pedro del Vaticano, turistas y peregrinos esperan preocupados noticias sobre el estado de salud de Benedicto XVI. Según las últimas informaciones, el papa emérito, de 95 años, permanece estable dentro de su extrema gravedad.

Su sucesor Francisco pedía este miércoles el rezo de una oración especial por él antes de visitarlo.

Mientras, se especula sobre cuál será el ritual a seguir en caso de fallecimiento, que será decidido por el propio papa. Se cree que se organizará una capilla ardiente dentro del palacio pontificio.

Joseph Ratzinger ha sido el primer pontífice alemán en mil años y el primero en renunciar al pontificado en seis siglos, el pasado 2013.

Luces y sombras en su tierra

Habitantes de su Bavaria natal lo recuerdan.

"Por una parte son noticias tristes", comenta un hombre. "Pero por otra creo que ha tenido una vida de la que sentirse orgulloso. Mejor dicho,ha experimentado tanto que estábien decir adiós".

También fue el primer papa en pedir perdón por los abusos sexuales a menores cometidos por el clero en todo el mundo, expresando su "profundo remordimiento" y reuniéndose en persona con las víctimas.

"No lo apoyo mucho, porque cubrió o no hizo públicas muchas cosas que estaban bajo su responsabilidad y que no estaban bien", mantiene una mujer. "Yo misma estoy preocupada. Uno familiar estaba en el coro de la catedral de Regensburg y fue muy mal tratado, sabe a lo que me refiero. Por lo que siento que esté muriendo. Pero, honestamente, tampoco voy a derramar una lágrima por él".

En enero de este año, un informe independiente lo acusaba de inacción ante los abusos de pederastia cometidos por cuatro sacerdotes entre 1977 y 1982, siendo arzobispo de Múnich. El papa emérito y eminente teólogo negó dichas acusaciones.