El exministro Sebastián pide que vuelva a declarar el exjefe de seguridad del BBVA

·2 min de lectura

Madrid, 14 jul (EFE).- El exministro Miguel Sebastián ha pedido al juez que investiga los encargos del BBVA al excomisario José Villarejo que cite de nuevo al exjefe de seguridad del banco Julio Corrochano, con el fin de esclarecer "el grado de implicación en los hechos" del expresidente de la entidad Francisco González.

En un escrito al que ha tenido acceso Efe, Sebastián, que se encuentra personado en la causa como acusación particular, solicita además acceso a las nuevas agendas de Villarejo para poder analizar su contenido, pues en ellas podría haber "apuntes que podrían tener conexión" con esta pieza sobre los negocios del excomisario.

Respecto a la declaración de Corrochano, el extitular de Industria asegura que "resulta clave para determinar la supuesta implicación directa de Francisco González".

Y es que, sostiene Sebastián, la declaración que ya prestó el que fuera jefe de seguridad del BBVA "no es suficiente en atención a las posteriores diligencias practicadas".

En relación con las agendas, se remite a las últimas publicaciones en medios, e insta al magistrado a tener acceso a ellas, ya que "constarían apuntes que podrían tener conexión" con esta pieza separada "donde se contrató presuntamente al comisario para el espionaje del llamado grupo 'hostil'", en el que se encontraba Miguel Sebastián.

"Estas revelaciones periodísticas pondrían de manifiesto los trabajos realizados para el BBVA por la trama del antiguo agente de la Policía Nacional", reitera el documento.

En un auto fechado este martes, el juez Manuel García Castellón da traslado del escrito del exministro a la Fiscalía Anticorrupción, que deberá remitir su informe.

La "operación Trampa", novena pieza separada del caso Villarejo, gira en torno a los supuestos servicios de espionaje a políticos, empresarios y periodistas que el banco encargó al excomisario desde 2004, cuando la constructora Sacyr inició un movimiento para tratar de tomar el control de la entidad que finalmente no tuvo éxito.

Sebastián se personó como perjudicado en este caso a comienzos de 2019; en un comunicado, el bufete CCS Abogados denunciaba que, a raíz de los encargos del banco al excomisario, "se llegó a construir un falso relato en torno a su persona con el propósito de desacreditarlo ante los demás e intentar torcer su voluntad".

A mediados de ese año, el juez acordó la imputación tanto del BBVA como de Francisco González en una causa en la que figuraban como investigados otros exdirectivos del banco, como el exjefe de Seguridad Julio Corrochano, o el ex consejero delegado Ángel Cano.

A ellos y a otros cargos se les investiga por presuntos delitos de cohecho activo y descubrimiento y revelación de secretos.

El juez considera que los trabajos encargados supuestamente por BBVA a la empresa de Villarejo entre 2004 y 2017, supusieron una "reiterada injerencia" en los derechos de las personas "mediante el acceso a sus comunicaciones, seguimientos personales o el acceso a su documentación bancaria".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente