Exmilitar refugiado denuncia negligencia en hospital al sur de México

·2 min de lectura

Cancún (México), 19 sep (EFE).- Oscar Alexander Hernández Coronado, exmilitar venezolano refugiado en México por razones humanitarias, presentó una denuncia por presunta negligencia médica en contra de personal del Hospital Regional de Zona del Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS), donde era atendido su hijo desde el pasado 8 de agosto por heridas tras un ataque armado en el interior de la finca del hotel Royalton Riviera Cancún.

Durante una conferencia de prensa frente a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, en Cancún, al sur del país, Oscar Alexander Hernández explicó que la denuncia por presunta negligencia médica se suma a otra que interpusieron contra el hotel, debido a que no se han presentado para brindarles apoyo para las investigaciones, a pesar de que el ataque fue dentro de la propiedad.

Según detalló, el pasado 8 de agosto fue en compañía de sus dos hijos menores de edad a buscar a su esposa, que terminaba la jornada laboral en el casino del hotel Royalton Riviera Cancún, -el cual se ubica en la carretera federal Cancún – Puerto Morelos-, pero minutos después de recogerla y dirigirse a la salida fueron alcanzados por un vehículo que abrió fuego contra la familia, hiriendo a los tres ocupantes.

Hernández aseguró que los atacantes “se equivocaron”, ya que descendió de su camioneta pensando que el ataque iba dirigido a él, pero al ver a los dos menores de edad lesionados y, al identificar al conductor los atacantes, se dieron a la fuga.

En el ataque resultaron heridos los dos menores de edad y el padre de familia.

“Yo fui herido y mi hija también. Mi hija tiene un impacto de bala a la altura del bíceps, que le dañó la movilidad de la mano derecha, tiene que recibir terapia”, apuntó.

Además, detalló que su hijo recibió un impacto de bala en la espalda, que le rozó el pulmón, fracturó una costilla y le llegó al riñón.

"Mágicamente los doctores no se dieron cuenta de que le había perforado el intestino y se contaminó en su momento. Se agravó y se volvió a levantar, se volvió a agravar y pues ayer ya no dio más”, reprochó.

Durante casi mes y medio el adolescente de 13 años permaneció internado en el Hospital Regional de la región 509 de Cancún, tiempo en el que presentó diversos cuadros infecciosos.

Sobre este caso, el Fiscal General de Quintana Roo, Oscar Montes de Oca, dijo a EFE que sigue abierto y, al ser una investigación en curso, no se pueden dar mayores informes.

Oscar Alexander Hernández y su familia tienen 6 años viviendo en México, donde llegaron en octubre de 2017 como refugiados por razones humanitarias.

(c) Agencia EFE