Exhuman los restos de Ruiz Mateos para realizar una prueba de paternidad

José María Ruiz Mateos murió en 2015 dejando un testamento de 5.000 millones y una demanda de paternidad sin resolver: la de Adela Montes de Oca, que asegura ser su hija. 3 veces en vida un juez le reclamó la prueba de paternidad pero Ruiz Mateos se negó. Dice la madre de Adela que mantuvo una relación con el empresario durante más de 20 años y que Ruiz Mateos las veía regularmente y enviaba dinero para su manutención. Esta mañana han exhumado el cadáver del empresario para extraer ADN con el que realizar la prueba de paternidad. Hubiera bastado la saliva de cualquiera de sus hijos para hacer la prueba, pero ninguno ha accedido. En unos diez días se conocerá si aumenta la ya de por sí extensa familia de Ruiz Mateos.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines