Exhumaciones en Belchite: el último pueblo que mantiene viva la Guerra Civil española

·2 min de lectura

Belchite es quizás la última estampa física de la destrucción de la Guerra Civil española. Este pueblo en la provincia de Zaragoza es la única localidad que mantiene el mismo aspecto que presentaba al final del conflicto en 1939.

Montones de escombros, una torre de reloj apenas en pie y fosas comunes, llenas de restos de hombres, mujeres y niños aún por identificar.

Un grupo de arqueólogos se ha puesto a la tarea de rescatar los últimos esqueletos y buscar sus identidades.

"Tenemos documentadas sobre 350 víctimas civiles. En la fosa del cementerio, las declaraciones de testigos hablan de unos 150. Pensamos que el resto están fuera del cementerio, en las tapias exteriores", explicó Ignacio Lorenzo, arqueólogo y antropólogo.

En 1937 ocurre el asedio de Belchite, en el marco de una ofensiva republicana que intentó recuperar Zaragoza, la capital de la región de Aragón. Que en aquel momento estaba bajo el control de los nacionalistas dirigidos por el general Francisco Franco.

Tras vencer a los republicanos y tomar el poder, Franco prohibió reconstruir el pueblo y dejarlo como símbolo de su victoria... o como una velada advertencia para las generaciones venideras de los horrores de la guerra.

AFP
Más de 300 restos encontrados en fosas comunes de Belchite. - AFP

Hasta el día de hoy, el conflicto deja heridas abiertas en la población española

"Eran vecinos de Belchite, y el crimen que habían cometido era haber votado a partidos de izquierda o tener algún carnet sindical. No había habido ningún acto violento, ni ninguna... es decir que fue una represión política y sistemática de población civil. Aquí hemos encontrado hombres, mujeres y niños", agrega Lorenzo.

El bombardeo indiscriminado de las fuerzas de Franco y la batalla sobre el terreno dejó 5 000 muertos entre ambos bandos en dos semanas.

"Hay desaparecidos en los dos bandos y siempre vamos a estar del lado de las víctimas, como hemos hecho desde el primer día, no es algo nuevo. Nos da igual que sean víctimas de izquierdas que de derechas, hay de los dos y, por supuesto, estamos del lado de las víctimas", dice por su parte Carmelo Pérez, alcalde del municipio de Belchite.

El Estado deberá garantizar la búsqueda de miles de desaparecidos en España

La Guerra Civil de España y el franquismo deja en la actualidad más de 110 000 desaparecidos. Este jueves el Congreso español aprobó una Ley de Memoria Democrática que, entre otras cosas, hará responsable al Estado de las exhumaciones de los desaparecidos de la Guerra Civil.

La nueva ley establece de forma expresa que la búsqueda de los desaparecidos durante la Guerra Civil (1936-1939) y la dictadura corresponderá al Estado, que elaborará un mapa para su localización y creará un banco de ADN de víctimas para la identificación de restos.

Esta incorpora avances respecto a la de 2007 sobre Memoria Histórica, aunque sale adelante sin consenso político ni social.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente