Exfoliantes naturales que puedes preparar tú misma

HOLA.COM

Eliminar las células muertas de nuestra piel es algo fundamental si queremos que esta luzca un aspecto brillante, joven y limpio. Durante los meses más fríos del año esta tiende a secarse, cuartearse y caerse. Pero además de una buena hidratación que nos ayude a tener una piel lo más jugosa y tersa posible, es importante exfoliarla, al menos una vez a la semana. En el mundo de la cosmética existen millones de fórmulas que pueden ayudarte a renovar las células de tu piel, aunque también puedes prepararlas tú misma desde casa.

Una gran idea con la que, además, estarás ahorrando una buena suma de dinero y consiguiendo un producto mucho más natural, menos dañino para tu piel y mucho más responsable con el medioambiente. Muchos de los ingredientes seguramente se encuentren ya en tu despensa y, si no, los podrás adquirir fácilmente en el supermercado. Al no llevar químicos, la durabilidad de los exfoliantes se verán reducidos, aunque en un tarro de cristal podrás conservarlos durante algo más de una semana (y en el congelador durante varios meses).

VER GALERÍA

exfoliante-miel

- Leer más | Soluciones naturales y caseras para luchar contra el frío, pieza clave en el envejecimiento de la piel

Miel, azúcar y aceite de coco

Este exfoliante te conquistará por su delicioso y dulce aroma. Su fórmula natural ayudará a retirar las células muertas de la piel gracias a la rugosidad del azúcar, mientras hidrata tu dermis en profundidad gracias a la miel. El aceite de coco le da un punto tropical que aporta un extra de hidratación y actúa a su vez como antioxidante. Este preparado es ideal para el cuerpo. Aplícalo con la piel humedecida. Masajea con movimientos circulares durante un par de minutos y retira con abundante agua.

Canela, leche limpiadora y zumo de limón

En un pequeño recipiente, echa unas cucharaditas de canela molida y mézclalá con un poco de la leche limpiadora que utilices habitualmente y un chorrito de jugo de limón. Las propiedades antioxidantes del limón y de la canela ayudarán a revitalizar tu rostro, mientras eliminas imperfecciones, reduces el exceso de sebo y las impurezas. Aplicando este exfoliante natural un par de veces por semana, y dejándolo actuar durante unos 10 minutos, notarás cómo tu rostro luce mucho más luminoso, limpio y matificado. 

- Leer más | Rutina de belleza casera con la que oxigenar la piel, utilizando únicamente productos naturales

Exfoliante de granola o avena y leche

Con la ayuda de un mortero o de una cuchara, machaca ligeramente un par de cucharadas de granola o de copos de avena sin que llegue a convertirse en polvo. Mézclala con un chorrito de leche tibia o caliente y haz una especie de pasta. Deja reposar durante un minuto o dos y aplícala sobre tu rostro o cuerpo. Masajea con movimientos circulares y deja actuar y que se seque durante otros 10-15 minutos. Aclara con agua tibia y notarás la piel cómo tu cutis se revitaliza y luce mucho más hidratado y radiante.