El exdirector financiero atribuye a Benavent el descontrol en pagos de Imelsa

·2 min de lectura

Valencia, 10 may (EFE).- El exdirector financiero de Imelsa José Enrique Montblanch ha atribuido a su superior, el exgerente de esta empresa pública y autodenominado "yonqui del dinero", Marcos Benavent, el descontrol de los gastos y la responsabilidad en el pago de facturas.

Montblanch ha declarado este martes como acusado en la cuarta sesión del juicio de una de las piezas separadas del caso Imelsa, en el que se analiza la legalidad de pagos realizados por esta empresa pública dependiente de la Diputación de Valencia para sufragar campañas electorales, así como el desvío de fondos a través de firmas interpuestas.

Este acusado ha admitido que no comprobaba si había expediente de contratación antes de abonar las facturas, y que no las pagaba hasta que el entones gerente, Marcos Benavent, daba su conformidad.

Ha asegurado que en ocasiones discutió con Benavent porque este daba el visto bueno a determinadas facturas que él consideraba que estaban mal, por contener conceptos duplicados, por ejemplo.

En este punto, el fiscal le ha recordado un informe interno de la propia Imelsa que manifiesta que durante su época hubo ausencia total de controles por parte del departamento financiero, a lo que este procesado ha respondido que la función de control de legalidad estaba reservada por ley al interventor de la Diputación.

Preguntado por el fiscal por el motivo por el que fue despedido, Montblanch ha explicado que fue porque "no estaban contentos" con su "rendimiento" en el "último periodo" y ha detallado que en 2009 tuvo una hija que nació con problemas graves, que finalmente falleció en 2012. En consecuencia, ha agregado, no podía estar presente a diario en su puesto de trabajo.

En 2013 cogió una baja por depresión y “colapsó mentalmente”, ha agregado.

El fiscal le ha preguntado cómo es posible que durante ese periodo cobrase más complementos por productividad, a lo que este acusado ha respondido que “lo decidió la gerencia" y ha añadido: "Entiendo que por los resultados, ya que por primera vez Imelsa no tuvo déficit. Por el esfuerzo que ve el gerente, que mi hija se está muriendo en el hospital y que sigo cumpliendo”.

Otro de los acusados, el supuesto testaferro de Marcos Benavent en la empresa Berceo Mantenimientos, Juan José Úbeda, ha explicado que conoce al autodenominado ‘yonqui del dinero’ porque es de Benigànim (Valencia), como la familia de Benavent.

Ha asegurado, al igual que otros procesados, que fue contratado desde Themática Events para la realización de espectáculos y montajes promocionales, y que le indicaron que tenía que facturar a Imelsa si quería cobrar.

Para este procesado, Benavent tenía "una credibilidad total, porque era de familia bien de toda la vida, respetado a todos los niveles y gerente de Imelsa".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente