El excomisario de Barajas justifica sus gastos en ahorros que guardaba en casa

El excomisario del aeropuerto de Barajas Carlos Salamanca (c). EFE/Víctor Lerena/Archivo

Madrid, 12 jul (EFE).- El excomisario del aeropuerto de Barajas Carlos Salamanca, imputado en el caso Villarejo, ha justificado este viernes parte de sus gastos en el dinero en metálico que le gustaba tener ahorrado en su casa -uno 15.000 o 20.000 euros- y ha calculado que desde 2003 y 2011 la cantidad total pudo alcanzar los 225.000.

En su declaración ante el juez Manuel García Castellón, que se ha ceñido a la vertiente patrimonial, ha explicado que por motivos de seguridad guardaba importantes cantidades en metálico que iba sacando de su sueldo -entre 40.000 o 45.000 euros al año- y que extraía periódicamente del banco.

A este dinero de su sueldo ha sumado también una indemnización que recibió por un accidente de tráfico y un premio de lotería, han informado fuentes jurídicas presentes en la declaración.

Ese dinero, ha dicho, lo fue gastando en su día a día, desde para arreglar la piscina hasta para pagar la luz o el alquiler, si bien, según las fuentes consultadas, el informe policial sobre su patrimonio señala que ese dinero pudo usarlo en préstamos o para pagar la boda de su hija, y que no hay justificación de sus gastos diarios.

Durante su declaración, en la que también ha estado presente la acusación que ejerce Podemos, los fiscales del caso, a los que no se ha negado a contestar, le han preguntado por sus gastos diarios y por la forma de pago de algunos de los coches de los que ha disfrutado.

No obstante, los coches que supuestamente le facilitó el excomisario José Villarejo -muchos del alta gama- no han sido objeto de esta declaración, ya que este asunto se investiga en la pieza principal del caso Tándem -proyecto King-, y él sólo ha declarado hoy en la pieza 1, relativa a la relación de Salamanca con el empresario Francisco Menéndez, cuya denuncia ante la Fiscalía motivó la apertura de esta causa,

Por tanto, solo le han preguntado por el pago de dos coches y ha explicado que uno no lo usaba y que únicamente pagaba el seguro a Menéndez porque éste se lo pidió, mientras que el otro se lo compró de segunda mano a un conocido

Ha señalado además que gracias a su amistad con su amigo íntimo Alfonso Carrascosa, de Legálitas, obtuvo a muy buen precio un coche que era de esta empresa que adquirió su hijo, también investigado en la causa. Este vehículo, según su relato, lo pagó en parte con los 27.000 euros que le devolvió un amigo de un préstamo.

Salamanca será citado de nuevo en septiembre, ya que la declaración ha tenido que ser interrumpida por necesidades del juzgado y aún le quedaba por contestar a más preguntas de su defensa.

Con esta declaración, el juez de caso Villarejo ha concluido una intensa semana de interrogatorios, entre ellos al propio excomisario al que le tomó declaración en la prisión de Estremera (Madrid) en atención a su delicado estado de salud.

El anterior instructor de esta causa, Diego de Egea, archivó la investigación con respecto a Salamanca en la pieza King -relativa a un trabajo que hizo con Villarejo para unos clientes de Guinea Ecuatorial para perjudicar a uno de los hijos del dictador de ese país, Teodoro Obiang-.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional revocó en diciembre esta decisión al considerar que aún quedaban pendientes diligencias decisivas como el análisis de su teléfono móvil o un informe sobre su patrimonio.

Salamanca -que ya fue investigado por el caso Emperador-, ingresó en prisión junto a Villarejo en noviembre de 2017 y quedó en libertad cinco meses después por orden de De Egea con medidas cautelares: retirada del pasaporte, prohibición de salir de España y presentaciones mensuales en el juzgado más próximo.EFE

na/jlg