Excomandante afirma que "no fue obligado" a sugerir la renuncia de Morales

Fotografía de archivo del 27 de agosto 2019, del excomandante de las Fuerzas Armadas de Bolivia Williams Kaliman, quien dijo hoy miércoles 4 de diciembre a Efe que no hubo un golpe de Estado en Bolivia y que ninguno de los altos mandos castrenses "fueron obligados" a sugerir la renuncia de Evo Morales, pues fue una decisión que tomaron conjuntamente según la ley. EFE/Martín Alipaz /Archivo

La Paz, 4 dic (EFE).- El excomandante de las Fuerzas Armadas de Bolivia Williams Kaliman dijo este miércoles a Efe que no hubo un golpe de Estado en Bolivia y que ninguno de los altos mandos castrenses "fueron obligados" a sugerir la renuncia de Evo Morales, pues fue una decisión que tomaron conjuntamente según la ley.

Tras varias semanas de ausencia y sin conocerse de su paradero, Williams Kaliman concedió una entrevista telefónica a Efe en la que aseguró que no ha salido de Bolivia y que está dispuesto a someterse a las investigaciones que correspondan.

Pregunta: ¿Hubo o no un golpe de Estado?

Respuesta: Mi persona y nosotros como mando militar nos hemos encuadrado en lo que manda la Constitución, las leyes, el manual del uso de la fuerza en conflicto sociales y principalmente en un artículo de la ley orgánica de las Fuerzas Armadas, que es el 20.

Este artículo indica que las atribuciones y responsabilidades fundamentales del alto mando militar, es decir, de mi persona, del jefe del Estado Mayor, de los comandantes del Ejército, Fuerza Aérea y Armada, en el inciso B tenemos que realizar el análisis de la situaciones conflictivas externas e internas.

En ese momento vivíamos una situación conflictiva tremenda en el país. Para sugerir ante quien corresponda las soluciones apropiadas.

Con base a esa inconformidad, el mando miliar viendo que estábamos en una escalada del conflicto, que podía llegar a un punto sin retorno, ya se hablaba de guerra civil (...) hacemos ese análisis, pensamos que lo mejor era sugerir (que Evo Morales renunciara a la Presidencia de Bolivia) y así lo hicimos.

La palabra sugerir en ningún momento tiene un carácter impositivo desde ningún punto de vista.

Nosotros, el mando militar y mi persona, no habíamos sacado armas, no habíamos ido al Palacio de Gobierno, no habíamos sacado ningún tanque, no habíamos sacado ningún medio aéreo para hacer esta sugerencia.

Nosotros lo hacemos a través de un comunicado público por la situación que vivíamos en ese momento de conflictividad.

Usted no va a ver a ningún militar en el Palacio de Gobierno, nosotros hicimos lo que teníamos que hacer de acuerdo a la norma.

No sé dónde podría estar el golpe de Estado (...), las Fuerzas Armadas jamás lo hemos hecho.

NO FUE FORZADO

P: Fuentes que he consultado estos días coinciden en que usted fue forzado por miembros de la cúpula militar a sugerir en público la renuncia de Evo Morales. ¿Qué de cierto hay en esto?

R: Nosotros, el mando militar, nunca ha sido lo que usted indica, no nos obligaron jamás, porque nosotros somos una institución fundamental, nosotros tenemos más de 190 años de vida y lo hemos demostrado en estos momentos críticos, nosotros nos basamos en normas (...) y hacemos cumplir la ley.

El momento en que aparecen grupos armados fue mucho antes de que las Fuerzas Armadas apoyaran a los policías.

(El domingo 10 de noviembre, antes de la renuncia de Morales) aparece un grupo armado cerca de Challapata (en el altiplano) y nosotros confirmamos esa información que estaban disparando en una serranía a gente boliviana que se estaba trasladando, entonces, ahí actuamos porque la norma nos lo permite.

Las Fuerzas Armadas no pueden ver que existe un grupo armado en el país y quedarse con las manos cruzadas.

SALIDA A LAS CALLES

P: Bolivia ya estaba en una compleja crisis desde el día después de las elecciones del 20 de octubre y se agravaron el día 10 al conocerse el informe preliminar de la OEA sobre los comicios. ¿Por qué las Fuerzas Armadas no actuaron antes?

R: Nosotros nos hemos encuadrado en la norma que indica que las Fuerzas Armadas para salir en apoyo en los conflictos sociales a la Policía deben tener dos requisitos importantes: primero debe hacer un decreto supremo firmado por el capitán general de las Fuerzas Armadas ordenando, en ese momento no había un capitán general (al haber renunciado el jefe de Estado).

El comandante de la Policía (en ese momento Yury Calderón) tampoco tenía ministro de Gobierno (que también renunció).

El otro requisito es que la Policía sea rebasada. ¿A qué hora yo recibo el parte del comandante de la Policía Boliviana de forma oficial de la autoridad legalmente establecida en su momento, que era el comandante de la Policía?

A las 19.10 hora local (del 11 de noviembre, día que Morales viajó a México en calidad de asilado) indicándome que han sido rebasados y que ya no podían más porque se le habían acabado los gases (lacrimógenos, que usa la Policía para dispersar protestas).

A las 20.10 hora local nosotros ya damos la disposición, entonces dónde está que hemos tardado tanto, asimismo, antes de eso ya habíamos ejecutado el plan "Sebastián Pagador".

Ante las informaciones de que se iba a bloquear la distribución de combustible, que se iba a cortar el agua (...) entonces dimos la orden de que salgan las Fuerzas Armadas a cumplir este plan, que tiene como finalidad de proteger los servicios públicos esenciales.

P: Esas fuentes también dicen que usted seguía subordinado a Morales el día después de su renuncia a la Presidencia.

R: Es mentira, es falso. Es totalmente falso que yo haya estado dando informes.

P: El domingo 10 de noviembre, tras la renuncia de Morales, hubo caos. ¿Dónde estaban los militares?

R: Nosotros estábamos en alerta en los cuarteles de la situación, en espera justamente del cumplimiento de que el comandante de la Policía cumpliera su misión de controlar el orden público, en ese momento yo no tenía informe de la autoridad legal de que la Policía había sido rebasada.

No hubo un decreto inicialmente, ya luego el nuevo Gobierno emite ese decreto para que las Fuerzas Armadas salgan a las calles, cumpliendo las normas legales.

PRESENTACIÓN ANTE LA JUSTICIA

P: Usted ha dicho que se va a someter a la Justicia ordinaria. ¿Ya le han notificado de algún proceso o acusación y por qué dice que lo hará en la Justicia ordinaria, no debería ser en un tribunal militar?

R: El general Kaliman está dispuesto a someterse a la Justicia que sea, porque tengo todos los elementos de defensa, más que nada mi conciencia está tranquila. Creo que he hecho lo que tenía que hacer, claro, a unos les ha gustado a otros no. Hemos actuado en ley.

Hasta el momento no me han notificado nada oficialmente.

P: ¿Qué ha hecho estos días tras el retiro?

R: Estoy en Bolivia, no he salido del país. Yo tras 39 años de servicio a la patria y en honor a la verdad descuidé el cuidado a mi familia. El general Kaliman quiere estar en paz, en tranquilidad con su familia, con sus hijos. El general Kaliman quiere estar en su país porque considero que no he hecho nada malo.

Laura Núñez Marín