Evo Morales, tras la inhabilitación: "Quieren procesarme y sentenciarme"

María del Pilar Castillo

Evo Morales en conferencia de prensa

Luego de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia decidiera ayer inhabilitar la candidatura de Evo Morales al Senado en las elecciones del 3 de mayo, el expresidente dio hoy una conferencia de prensa en Buenos Aires, donde se encuentra exiliado bajo la condición de refugiado, en la que afirmó que cumple con los requisitos para presentarse y apuntó contra Estados Unidos por la medida.

"Cumplimos con todos los requisitos. Después dos miembros del ente electoral me informan que no aprobaron la legalidad por instrucción del gobierno de Estados Unidos, acusándome de terrorismo, de sedición y asesino, de paso", dijo Evo. "Quieren procesarme, sentenciarme e inhabilitarme como candidato. Se repite la historia", agregó.

Evo, que fue inhabilitado bajo el argumento de que no cumple con el requisito de tener una "residencia permanente" en Cochabamba, la región de Bolivia que pretendía representar, estuvo acompañado durante la conferencia en el Hotel Quagliaro por sus abogados, los juristas argentinos Eugenio Raúl Zaffaroni y Raúl Gustavo Ferreyra.

Evo Morales en conferencia de prensa

"El verdadero fraude es el informe de la OEA. Me lo roban el triunfo, ganamos las elecciones. Me obligan a no ser candidato en estas elecciones. No lo fui. Acepto todo por Bolivia. Pero esta inhabilitación es un atentado a la democracia", dijo el expresidente. "No quieren que Evo vuelva a Bolivia, es la instrucción de Estados Unidos. Que ni siquiera Evo vaya a la frontera con Jujuy y Salta'', sostuvo Morales.

"[La presidente Jeanine] Añez dice que se debe evitar que retomen los salvajes el poder. No somos salvajes. Lamentablemente el Tribunal obedece a esa clase de instrucciones que viene del palacio [de gobierno]", añadió.

"Pueden hacer lo que quieran conmigo. Pero que no destruyan la democracia. La derecha del Tribunal Electoral que no destruya a Bolivia. El Tribunal se suprema a la dictadura y a las políticas norteamericanas", fustigó Evo. "Quiero que el mundo entero sepa cómo la dictadura se maneja en este momento. ".

Luego, habló Gustavo Ferreyra, uno de sus abogados. "Bolivia es un Estado de no derecho, es un Estado que se ha salido del mundo. Este Estado de no derecho se caracteriza por el ejercicio de la fuerza bruta. Desde el golpe se han producido una serie de eslabones. Probablemente el más importante fue la decisión inédita de prorrogar los mandatos de una dictadora [en referencia a Áñez] y de la Asamblea Legislativa", señaló.

"Le aconsejamos a Evo Morales que reunía todos los requisitos para ser candidato a senador", añadió Ferreyra. "El artículo 149 [derecho interno de la Constitución boliviana] dice que para ser miembro de la Asamblea hay que tener dos años de residencia inmediata. Pero el propio TSE durante una causa dijo este es el principio general. Tengamos en cuenta que si la persona por cuestiones legales o de fuerza mayor debe abandonar el país podía considerarse que la residencia había sido objeto de un proceso de intermitencia. Evo debió salir de Bolivia porque iba a ser asesinado. Ayer hubo un nuevo golpe a la democracia, que viola la propia ley boliviana", advirtió el abogado. "Le recomendamos que interponga todas las acciones y medidas cautelares ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos".

Por su parte, Zaffaroni dijo que "Evo Morales está fuera de Bolivia porque se creó una situación de necesidad", y agregó que "si se quedaba en Bolivia lo mataban".

"Cualquier dictadura del mundo le bastaría con perseguir un opositor político y después negarle los derechos políticos porque está fuera del país. Esto es una cuestión de sentido común", dijo Zaffaroni. "Le hemos aconsejado [a Evo] agotar todos los recursos jurídicos. Los que se salen del derecho son los otros", agregó.

El partido del expresidente, el MAS, había anticipado que los jueces electorales inhabilitarían a su líder y también había anunciado que apelaría este fallo ante tribunales internacionales.

Evo Morales había dicho en una entrevista con LA NACION que pretendía ser senador para protegerse de los ataques que sufre y que, según él, son instigados por Estados Unidos. Sin embargo, la Constitución boliviana de 2009 eliminó la inmunidad parlamentaria. Morales está siendo procesado por "sedición y terrorismo" por su supuesta participación en los bloqueos de caminos que siguieron a su renuncia a la presidencia del país.