¿Cómo evitar que nos ataque la lavadora?: Bruselas propone una ley de ciberresiliencia

·2 min de lectura

Cada 11 segundos se produce un ataque de ransomware en algun lugar del mundo y la amenaza de ciberataques está cada vez más arriba en la lista de peligros que acechan a la UE. Por ello la Comisión Europea está actualizando sus planes. Este jueves se ha presentado en Bruselas la propuesta para la nueva ley de ciberresiliencia.

"Lo que estamos haciendo hoy con la ley de ciberresiliencia es precisamente una llamada de atención. Los malos seguirán atacando, pero los buenos han dejado atrás esta época de ingenuidad. Ahora somos fuertes y podemos responder", ha asegurado el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas.

La respuesta es una ley jurídicamente vinculante que obligue a los fabricantes de productos domésticos a aplicar estrictas normas de ciberseguridad -o de lo contrario- a enfrentarse a multas millonarias. La idea es proteger a los consumidores, ya que los productos digitales forman parte cada vez más de la vida cotidiana. "¿Cómo nos aseguramos de que un objeto físico no tiene una intención maliciosa detrás?", se ha presguntado el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton.

Las organizaciones de consumidores celebran el anuncio y recuerdan que nos afecta a todos. "Estan en las casas de todos. Hablo en particular de las cerraduras inteligentes, los timbres, los monitores para bebés y los juguetes, que están cada vez más digitalizados y conectados. Muchos productos, como las lavadoras, también los frigoríficos, todo está conectado, pero estas cosas a menudo no son seguras, y eso no sólo puede ser un problema para el consumidor individual, sino para el hogar. Eincluso un gran problema para nuestra sociedad y nuestra economía como talporque si algo puede ser pirateado, puede llevar fácilmente a la interrupción de importantes infraestructuras. Así que esta es una propuesta muy importante que la comisión ha puesto finalmente sobre la mesa", ha explicado Ursula Pachl, de la Organización Europea de Consumidores.

Tras llegar a un acuerdo entre los países y el Parlamento Europeo, la Ley de Ciberresistencia tardaría dos años en hacerse realidad.