Evita Perón sigue viva en la memoria de los argentinos, como símbolo del peronismo

·3 min de lectura

Evita Perón sigue viva: en el corazón de todos los argentinos que la recuerdan y la celebran, 70 años después de su muerte.

Un 26 de julio de 1952, falleció Eva Duarte de Perón, la primera dama más popular de Argentina, y emblema del peronismo. Y aunque Eva no tuvo hijos, dejó como descendencia a miles de seguidores, muchos de los cuales visitaron su tumba en el Cementerio de la Recoleta, en Buenos Aires.

"Evita es la abanderada de los humildes para nosotros, es quien miro por la gente más necesitada, es quien nos dio derechos a las mujeres", dijo una de las simpatizantes que fue dejar flores en la tumba.

En efecto, el rol de Eva Perón fue decisivo en los derechos políticos y civiles entre hombres y mujeres en Argentina. En 1947 impulsó y consiguió el sufragio femenino, y en 1949 buscó incrementar la influencia política de las mujeres fundando el Partido Peronista Femenino (PPF).

El PPF estaba dirigido exclusivamente por mujeres, era totalmente autónomo dentro del movimiento, y estaba organizado a partir de unidades básicas femeninas que se abrían en los barrios, pueblos y sindicatos canalizando la militancia directa de las mujeres.

"Bueno lo que hizo Eva (Perón) fue de correrse de lugar de mujer de acompañante de la política sino ponerse adelante la política. Construir y organizar a las mujeres de esa época para que podamos hacer política en un momento en el que las mujeres no podían hacer política", dijo otra de las simpatizantes presentes.

Perseguida hasta después de su muerte

Con solo 33 años, Evita falleció de un cáncer de cuello de útero, tras meses de lucha contra la enfermedad.

El presidente argentino Alberto Fernández sostuvo que "tan enorme" fue su figura "que hasta después de muerte la persiguieron".

"Secuestraron su cadáver, lo llevaron lo más lejos posible, lo enterraron con otro nombre en algún lugar de Italia y debieron pasar 20 años para que vuelva a su tierra", señaló.

El plan era embalsamarla -como así sucedió- para ser depositada, incorruptible, en un gran monumento en Buenos Aires que no dio tiempo a construir: en 1955, en su afán de borrar todo rastro peronista, la dictadura que derrocó al general Perón robó el cadáver del sindicato y, tras un macabro periplo, acabó escondiéndolo con otro nombre en un cementerio italiano, hasta que a inicios de los 70 fue devuelto al viudo durante su exilio en Madrid.

En medio de la crítica situación económica y social que vive actualmente el país, los simpatizantes de Eva Perón entonaron himnos del movimiento peronista, que aún mantiene un fuerte peso en la política argentina.

Homenajes

Para recordar a Evita, el Gobierno de Fernández ha organizado una serie de actividades especiales, incluyendo conciertos, muestras, performances, programas temáticos de radio, proyecciones y transmisión de sus discursos.

A todos estos homenajes oficiales se suman los convocados por agrupaciones sindicales y políticas de raigambre peronista.

Entre estos se destaca la llamada "marcha de las antorchas" en Buenos Aires, organizada por las centrales gremiales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente