La caída de la contaminación permite que el Everest sea visible desde Katmandú por primera vez en décadas

Katmandú es una de las ciudades con mayor índice de contaminación del mundo. Con sus 2,5 millones y un tráfico caótico, la capital de Nepal se encuentra habitualmente bajo una densa capa de polvo. Sin embargo, el confinamiento ha cambiado su aspecto.

El Monte Everest. (Foto: Getty Images).

En 22 de marzo, después de que se confirmara el segundo caso de coronavirus en el país, el Gobierno de Nepal decretaba el confinamiento de su población y solo se permitía salir de casa por motivos de emergencia. Desde entonces se han reducido hasta en un 70% las emisiones de los vehículos y las fábricas han permanecido cerradas lo que ha provocado que, por primera vez en varias décadas, el Monte Everest sea visible desde Katmandú.

El pasado 10 de mayo, el fotógrafo Abhushan Gautam captaba con su cámara la imagen de la montaña más alta del mundo desde Chobar, una pequeña aldea situada junto a Katmandú y que está separada del Everest por más de 200 kilómetros.

Las fotografías fueron publicadas en un medio local, el ‘Nepali Times’, y rápidamente se hicieron virales en las redes sociales, donde muchos celebraron este hecho que llevaba décadas sin producirse.

Pese a que el confinamiento comenzó en marzo tuvieron que pasar dos meses hasta que la cordillera del Himalaya fuera visible desde el valle de Katmandú, ya que durante el mes de abril se produjeron varios incendios forestales en algunas regiones de la zona. La situación, sin embargo, ya está controlada.

El autor de la fotografía ha explicado también en un tuit cómo el Everest era visible desde Katmandú y ha señalado utilizando Google Earth los diferentes picos del Himalaya que se pueden presenciar desde la capital de Nepal.

Pero mientras que en valle de Nepal han tenido que esperar hasta mayo para poder presenciar el Everest por primera vez en décadas, los vecinos de la ciudad india de Jalandhar y sus alrededores ya tenían a la vista la cordillera del Himalaya desde el pasado mes de abril gracias a la reducción de la contaminación por las medidas de confinamiento que también se llevaron a cabo en este país.

Esta región de la India se encuentra a casi 200 kilómetros del Himalaya y hacía unos 30 años que la cordillera no era visible desde aquí. Muchos vecinos se apresuraron a tomar imágenes y compartirlas emocionados en las redes sociales.

“Esta era mi vista desde el tejado de nuestra casa de Punjab, en India. Por primera vez en casi 30 años pude ver claramente el Himalaya debido a que el confinamiento en la India está limpiando la contaminación del aire. Simplemente increíble”.

“Lo que es realmente la naturaleza y cómo la arruinamos. Esta es la cordillera Dhauladhar de Himachal [en el Himalaya], visible después de 30 años, desde Jalandhar (Punjab) después de que la contaminación haya caído a su nivel más bajo. Esto es a aproximadamente 200 kilómetros de distancia en línea recta”.

“Hola, soy Anshul Chopra. Soy fotógrafo. Estoy abrumado al ver que mi imagen se ha hecho viral en todo el país. Solo quería revelarle a mi país el fotógrafo detrás de esta imagen”.

La pandemia de la Covid-19 y las medidas tomadas para impedir su propagación están limpiando el aire de nuestro planeta, un gran alivio especialmente en aquellos lugares en los que la contaminación es más preocupante. En Nepal ya se preguntan cómo mantener estos niveles una vez que la crisis se haya superado.

Más historias que te pueden interesar: