Rusia anuncia un asalto con "artillería y aviones" en la acería de Azosvtal en Mariupol

·6 min de lectura

La incertidumbre planea sobre las operaciones de evacuación de civiles en Mariupol, ciudad prácticamente tomada por Rusia, cuyas tropas siguen hoy atacando la planta industrial en la que permanecen atrapadas no menos de 200 personas y carga contra otras grandes ciudades como Odesa, donde ha ido a por un arsenal con armas enviadas desde el extranjero.

Únicamente tres de los 14 autobuses que salieron con residentes de la ciudad de Mariupol, en el sur de Ucrania, han llegado a territorio controlado por el Ejército ucraniano, informó este martes el alcalde de la ciudad, Vadym Boichenko, en declaraciones a las televisiones locales. La ONU y la Cruz Roja han confirmado que se han rescatado 159 personas (101 desde la acería de Azovstal), aunque esperaban haber evacuado a más civiles, confiesan.

Según dijo el responsable municipal, reconocido por el Gobierno ucraniano que ya no controla la mayor parte de esa ciudad costera de la región prorrusa de Donetsk, se ignora el destino de las personas que se encuentran en los otros once autobuses que abandonaron Mariupol.

“Cuando anunciamos y la parte rusa accedió a la evacuación (de Mariupol) y acordamos que nos darían 90 autobuses, determinaron tres ubicaciones, pero solo 14 autobuses llegaron a dos ubicaciones, y solo tres de ellos han logrado llegar a Ucrania”, precisó el alcalde en declaraciones que reproduce la agencia Interfax-Ukraine. Boichenko denunció que, en su opinión, “11 autobuses desaparecieron en algún lugar. Se suponía que debían moverse hacia Zaporiyia, en la zona controlada por nuestro Estado, pero se perdieron en algún lugar”.

Boichenko cree que aún hay todavía unos 100.000 ciudadanos en Mariúpol, incluidos al menos 200 que permanecen refugiados en la planta siderúrgica de Azovstal. Los soldados ucranianos dicen que las tropas rusas están usando aviones, tanques y misiles de guerra para atacar el sitio, informa la BBC. Según la agencia RIA, que cita al Ministerio de Defensa ruso, están usando “artillería y aviones” en la nueva ofensiva a la castigada zona.

Los túneles y búnkeres de la planta siderúrgica todavía sirven de refugio a civiles, pero el Kremlin asegura que esta mañana se ha declarado un alto el fuego para continuar con la evacuación de civiles de la acería y que los militares ucranios que se encontraban en la planta “han aprovechado para salir y retomar sus posiciones en las inmediaciones de la fábrica”. “Ahora las unidades del Ejército ruso y la República Popular de Donetsk están atacando esas posiciones de tiro utilizando artillería y aviación”, explica el Ministerio de Defensa ruso a la citada agencia.

Las operaciones de evacuación se llevan a cabo en coordinación con Naciones Unidas y Cruz Roja Internacional y se han acordado nuevos corredores humanitarios con la parte rusa para este martes.

La OMS se prepara

Responsables y voluntarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se encuentran en el centro de recepción de desplazados de Zaporiyia para atender a los civiles que se espera lleguen hoy de Mariúpol con heridas y problemas psicológicos, destacaron fuentes de la organización.

“Estamos preparados para atender personas con quemaduras, fracturas, heridas de guerra, infecciones, afecciones respiratorias... esperamos que lleguen también mujeres embarazadas y personas con síntomas de malnutrición”, destacó por videoconferencia desde Zaporiya la doctora Dorit Nizan, coordinadora de la OMS.

También se ha preparado a expertos en traumas, indicó Nizan, quien señaló que por ahora no puede predecirse con exactitud el número de personas que llegarán en los autobuses destinados a este operativo de evacuación de Mariúpol, ciudad que ha sufrido dos meses de asedio y ataques por parte de las fuerzas rusas.

La OMS por otra parte recordó hoy que ha documentado 186 ataques a instalaciones sanitarias en Ucrania, en los que han fallecido al menos 73 personas y 52 resultaron heridas.

Polonia y la acogida

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, cifra en unos 2,5 millones el número de refugiados ucranianos establecidos en el país desde el inicio de la invasión rusa, el 24 de febrero pasado, y negó que éstos tengan un mejor acceso a los servicios públicos que los propios polacos.

En total, entre los ciudadanos de origen ucraniano que ya residían en el país antes de invasión -cerca de un millón- y los que llegados desde el 24 de febrero que siguen en el país suman unos 3,5 millones de personas, afirma el primer ministro, en declaraciones al semanario Gazeta Polska.

Según los datos de la Guardia de Fronteras polaca, desde el pasado 24 de febrero han entrado en Polonia 3,11 millones de personas procedentes de Ucrania.

La cifra de los que permanecen en el país es aproximada, ya que tienen libertad de circulación dentro del bloque comunitario. Solo en Alemania, se estima en casi 400.000 el número de refugiados ucranianos llegados en estas semanas, sea procedentes de Polonia o de otros países fronterizos con Ucrania.

Ataque a un arsenal

El mando militar ruso informó hoy de que atacó con misiles de alta precisión un centro logístico situado en un aeródromo militar en la región de Odesa, en el sur de Ucrania, donde el Ejército ucraniano recibía armamento procedente de Estados Unidos y países europeos.

“Fueron destruidos hangares con drones Bayraktar TB2 y con cohetes y pertrechos provenientes de EE. UU. y países europeos”, dijo en comparecencia de prensa el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, general Ígor Konashénkov.

Agregó que las fuerzas rusas destruyeron asimismo una lanzadera de misiles antiaéreos S-300 junto a la localidad de Kulbákino, en las afueras de la ciudad de Mikoláiv, en el sur de Ucrania.

Según el portavoz castrense la aviación rusa bombardeó y destruyó otros seis objetivos militares: un puesto de mando fortificado, un arsenal y cuatro concentraciones de tropas ucranianas.

¿Habrá refrendo?

Además, este martes se ha sabido que Rusia planea celebrar dos referendos “a mediados de mayo” para “intentar anexionar” las repúblicas separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania, según el embajador estadounidense ante la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Michael Carpenter. “Estas informaciones muestran que Rusia tiene la intención de montar dos referendos” en este sentido “hacia mediados de mayo”, sostiene.

“Moscú prevé un plan similar para Jersón”, una ciudad costera ucraniana controlada por Rusia desde que lanzó la invasión de Ucrania el 24 de febrero, agregó. “Creemos que esta información es muy creíble”, aseguró el diplomático. Según él, “estos simulacros de referendos, votos orquestados, no se considerarán legítimos, y tampoco cualquier intento de anexionar otros territorios ucranianos”. “Debemos actuar urgentemente”, insistió, sin decir cómo reaccionaría Occidente.

La ciudad de Jersón, cercana a Crimea, anexionada por Moscú en 2014, es la primera y hasta ahora la única localidad ucraniana importante tomada por los rusos desde el comienzo de la invasión. Afirman que la controlan desde el 3 de marzo. Kiev también acusa a Rusia de querer organizar en esta región, y en la aledaña de Zaporiyia, un referéndum sobre la independencia.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente