La eutanasia en Europa: desde quien ampara el derecho hasta quien lo penaliza con cárcel

Redacción El HuffPost / El HuffPost

Este lunes, dos familias van a entregar en el Congreso de los Diputados 280.000 firmas para pedir que se desbloquee la ley de regulación de la eutanasia y se eviten situaciones como las que han vivido y viven en sus hogares. Este debate, presentado por el PSOE, fue tomado en consideración por el pleno de la Cámara Baja el pasado 2 de julio pro sigue en proceso de tramitación, estancado, ya que tanto PP como Ciudadanos siguen solicitando la ampliación del plazo de enmiendas, según denuncian los socialistas.

Estamos ante un derecho sim regular plenamente en España, al contrario que sucede en otros países europeos, donde nos llevan una delantera importante. Holanda fue el primer país del continente en legalizar la eutanasia. La ley entró en vigor en 2002, aunque esta práctica era ya tolerada desde 1993. Le siguieron Bélgica y, más tarde, Luxemburgo. Suiza y Finlandia también tienen una legislación favorable a esta práctica, pero solo aprueban el suicidio asistido. Sin embargo, hay países que aún penalizan esta práctica hasta con cárcel, como Polonia.

En España, la eutanasia no está autorizada, pero la ley reconoce el derecho de los enfermos a rechazar la atención médica y expresar sus deseos en forma de testamento en vida. La eutanasia y el suicidio asistido se consideran un delito según el artículo 143.4 del Código Penal.

Esta es ahora la radiografía de situación.

Los más avanzados

Holanda es el país más avanzado, lleva 30 años debatiendo abiertamente del rema y regulando el ejercicio de ese derecho. Legalizó la eutanasia en abril de 2002. Desde entonces, esta práctica se ha incrementado un 73%. La ley holandesa considera legal la intervención directa y eficaz del médico para causar la muerte de un paciente que sufre una enfermedad irreversible o que se encuentra en fase terminal y con padecimiento insoportable. El paciente debe residir en Países Bajos y la petición de eutanasia o de ayuda al suicidio debe ser...

Sigue leyendo en El HuffPost