Qué es la "euroviñeta" de la que hablan los camioneros para desconvocar su huelga

·2 min de lectura
Camiones hacen cola en un peaje en España (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Camiones hacen cola en un peaje en España (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Más convulsión para la Navidad. El sector de los transportistas por carretera ha anunciado tres jornadas de huelga, del 20 al 22 de diciembre, si no mejoran sus condiciones actuales. Las entidades que les engloban denuncian el “estado de abandono” por parte del Gobierno y el “abuso de su posición de dominio” a los clientes.

Reclaman cambios radicales y urgentes, como medidas para paliar la incesante subida del precio del gasóleo, la instalación de más y mejores áreas de descanso para los conductores y la “no implantación de la euroviñeta”, una figura desconocida para los ajenos al sector.

¿Qué es eso de la “euroviñeta”?

Un sistema de peajes para gravar el transporte pesado por carretera y que toma su nombre por la pegatina que se adhiere al cristal delantero. Busca calcular la tasa de pago en función de la distancia recorrida o las emisiones contaminantes del vehículo.

En su origen, cuentan desde FENADISMER, la euroviñeta se implantó por razones medioambientales y con el fin de poder hacer frente a los costes derivados del uso de las infraestructuras viarias, razón por la cual el importe de las tarifas establecidas varían en función del nivel de emisiones del vehículo y el número de ejes.

Los gobiernos de la Unión Europea aprobaron este martes en el Consejo de la UE su reforma, a la espera de que el Parlamento Europeo dé el visto bueno definitivo para su entrada en vigor. Si esto ocurre, Los Veintisiete tendrán dos años para incorporarla a sus legislaciones. El objetivo es sustituir gradualmente la tasa calculada en función del tiempo de conducción por otros factores que recogen mejor la huella ecológica.

¿A qué vehículos afectaría?

La propuesta incluye como afectados a los camiones de mayor tamaño, con un peso superior a las 12 toneladas, aunque no es un asunto cerrado y podría incluir a otros de menor tonelaje.

Por ejemplo, ya se debate que se aplique a las furgonetas y a los minibuses a partir de 2026, “cuando sea técnicamente viable”, según recoge el Consejo de la UE.

¿Es obligatoria para todos los Estados miembros?

No, siempre y cuando lo notifiquen a la Comisión Europea previamente bajo el argumento probado de que su aplicación daría lugar a una desviación del tráfico que tenga consecuencias negativas no deseadas.

A día de hoy, solo cuatro de los 27 tienen esta figura en vigor —Dinamarca, Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo—.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente