Europa ha vivido su verano más cálido en cuatro décadas y España, el de los últimos 60 años

·4 min de lectura
Un rebaño de ovejas trata de encontrar agua en una zona de Extremadura afectada por la sequía. (Photo: THOMAS COEX via AFP via Getty Images)
Un rebaño de ovejas trata de encontrar agua en una zona de Extremadura afectada por la sequía. (Photo: THOMAS COEX via AFP via Getty Images)

Un rebaño de ovejas trata de encontrar agua en una zona de Extremadura afectada por la sequía. (Photo: THOMAS COEX via AFP via Getty Images)

No es una casualidad, los datos revelan la magnitud de la ola de calor que se ha vivido a escala global. Según los registros del satélite Copernicus, agosto de 2022 se ha convertido en el más cálido de la historia, desde que existen registros de este sistema, es decir, cuatro décadas. Lo ha hecho con una temperatura promedio de 0,3 °C más alta que el promedio de 1991-2020 para dicho período.

La situación a escala europea también es la misma. En Europa, la temperatura media de agosto fue la más alta registrada tanto en el mes de agosto como en el conjunto del verano (los meses comprendidos entre junio-agosto). Este mes estableció el récord por márgenes sustanciales, superando a agosto de 2018 por un margen de 0,8 °C y al verano de 2021 por un margen de 0,4 °C.

Las temperaturas europeas fueron las más altas por encima del promedio en el este del continente en agosto. Sin embargo, las temperaturas en el suroeste todavía estaban muy por encima del promedio donde también habían sido altas en junio y julio. Las olas de calor prevalecieron en esta parte de Europa, así como en el centro y el este de China durante los tres meses de verano. Además, América del Norte también experimentó uno de sus veranos más cálidos.

Anomalía de la temperatura del aire superficial para agosto de 2022 en relación con el promedio de agosto para el período 1991-2020, con datos de ERA5 (Photo: Servicio de Cambio Climático de Copernicus/ECMWF)
Anomalía de la temperatura del aire superficial para agosto de 2022 en relación con el promedio de agosto para el período 1991-2020, con datos de ERA5 (Photo: Servicio de Cambio Climático de Copernicus/ECMWF)

Anomalía de la temperatura del aire superficial para agosto de 2022 en relación con el promedio de agosto para el período 1991-2020, con datos de ERA5 (Photo: Servicio de Cambio Climático de Copernicus/ECMWF)

El verano en España con más calor de los últimos 60 años

España ha vivido el verano más cálido desde 1961, con una anomalía de 2,2 grados por encima de la media, lo que supone haber superado en 0,4ºC el año 2003, considerado hasta ahora la temporada estival más cálida desde que hay registros, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El pasado mes ha sido el segundo agosto más caluroso desde el comienzo de la serie en 1961. El mes ha tenido un carácter normal en cuanto a precipitaciones en la España peninsular pero en Canarias ha sido el tercer mes de agosto más húmedo desde el comienzo de la serie.

Agosto ha sido en conjunto muy cálido, con una temperatura media en la España peninsular de 24,7 °C, 2 °C por encima de la media de este mes (periodo de referencia: 1981-2010). Se ha tratado del segundo mes de agosto más cálido desde el comienzo de la serie en 1961, y por tanto también del siglo XXI, por detrás tan solo de agosto de 2003.

El pasado mes fue extremadamente cálido en el centro y en el cuadrante sureste de la península ibérica, y muy cálido en el resto de la España peninsular, con excepción del extremo occidental de Andalucía, donde tuvo un carácter cálido o normal. En Baleares resultó muy cálido, mientras que en Canarias fue cálido o muy cálido en la mayoría de las zonas.

Las zonas de España más afectadas

Las anomalías térmicas más destacadas se situaron en torno a +3 °C amplias zonas del sur de Galicia, Castilla y León, País Vasco, Navarra, La Rioja, Aragón, Cataluña, Madrid, este de Extremadura, norte y oeste de Castilla-La Mancha, centro y norte de la Comunitat Valenciana y Andalucía oriental, llegando a alcanzarse valores próximos a +4 °C en algunos puntos de estas regiones.

Las temperaturas máximas diarias quedaron en promedio 2,1 °C por encima del valor normal, mientras que las mínimas se situaron 1,8 °C por encima de la media, resultando una oscilación térmica diaria 0,3 °C superior a la normal del mes.

Con los datos actualmente disponibles, puede considerarse que hubo una ola de calor en la península y Baleares entre el 30 de julio y el 15 de agosto, con una anomalía de 3,8 ºC, una temperatura máxima de la ola de 36,1 ºC y una extensión de 27 provincias.

En 23 estaciones principales la temperatura media del mes resultó la más alta de un mes de agosto desde el comienzo de las respectivas series. Además, en 17 estaciones principales la media mensual de las máximas diarias resultó la más alta de la serie de agosto, y en dieciséis la media de las mínimas fue también la más alta de agosto desde el comienzo de las observaciones.

Las temperaturas más elevadas del mes se observaron durante la ola de calor de la primera quincena, destacando entre observatorios principales los 42,6 °C registrados en Córdoba/aeropuerto el día 2, los 42,0 °C medidos en Alicante y Almería el día 13, y los 41,9 °C de Alicante-Elche/aeropuerto observados también el día 13.

En siete estaciones principales la temperatura máxima del mes fue la temperatura más alta registrada en agosto desde el comienzo de las observaciones. Además, en nueve estaciones principales se registró la mínima diaria más alta (la noche más calurosa) de la serie de agosto.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR