Europa espera una gran recesión por el coronavirus y China rechaza ser investigada

1 / 6

Trump dice que la pandemia es peor que el 11-S, Europa vislumbra fútbol

Europa espera una recesión histórica en 2020, en particular de los países del sur, por el freno del turismo y de la economía provocado por el coronavirus, mientras que China rechazó este miércoles la apertura de una investigación internacional sobre el origen de la pandemia.

En Wuhan, la ciudad del centro de China donde apareció la pandemia, los estudiantes de secundaria volvieron a clase con mascarillas, distancia de seguridad y controles de temperatura.

El coronavirus ya dejó hasta la fecha al menos 257.000 muertos en el mundo y obligó a más de la mitad de la humanidad a quedarse en casa.

Sin embargo subsisten incógnitas sobre el origen de la peor crisis mundial en décadas.

El gobierno estadounidense afirma tener "pruebas" de que el SARS-CoV-2 (el nombre científico del virus) se escapó del Instituto de Virología de Wuhan.

Pero Pekín reaccionó el miércoles asegurando que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, no puede presentar ninguna prueba "porque no hay ninguna".

China también rechazó una investigación internacional sobre el origen del virus. "Ahora la principal prioridad es concentrarse en la lucha contra la pandemia hasta la victoria final", dijo el embajador chino ante las Naciones Unidas en Ginebra.

- Normalización -

En Europa, Alemania entra este miércoles en una etapa decisiva de la salida del confinamiento con la próxima autorización de abrir todas las tiendas y escuelas este mes, según un proyecto entre el gobierno y las regiones que pudo consultar la AFP.

Estas medidas son posibles porque desde que empezó el desconfinamiento, el 20 de abril, "el número de nuevas infecciones" por coronavirus "sigue siendo débil" y no hay "ninguna nueva ola" de contagios, indica el texto.

El gobierno alemán autorizó la reanudación a puerta cerrada de su campeonato de fútbol en mayo.

Sin embargo seguirán prohibidas las manifestaciones deportivas y culturales con público hasta finales de agosto en este país, donde murieron 7.000 personas por coronavirus.

En Estados Unidos, el presidente Donald Trump también quiere pasar a una "nueva fase de la batalla". El martes se superó la cifra de más 71.000 fallecidos en el país por el coronavirus.

"Debemos reabrir nuestro país", dijo el mandatario desde una fábrica de mascarillas en Honeywell en Phoenix, Arizona (suroeste), aunque él solo llevaba unas gafas de protección.

Según las últimas cifras, en abril se destruyeron 20.236 millones de empleos privados en Estados Unidos a causa del coronavirus.

- El turismo detenido -

En el resto del mundo crece la presión para salir del confinamiento a medida que se acumulan los malos datos económicos.

La Comisión Europea predijo el miércoles una recesión "histórica" este año en la UE, con una caída récord del PIB del 7,7% en la zona euro y luego un crecimiento del 6,3% para 2021.

La "rapidez" en levantar el confinamiento, la "importancia de servicios como el turismo" y los "recursos financieros" nacionales condicionarán la coyuntura, según el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, que advirtió de una "amenaza para el mercado único y la zona del euro".

Los países donde se espera una recesión más fuerte son Grecia (-9,7%), Italia (-9,5%) y España, cuyas economías dependen mucho del turismo.

El sector, del que dependen más de 300 millones de empleos y 10% del PIB mundial, es uno de los más afectados por la pandemia.

España, el segundo destino turístico mundial, vio caer un 64,3% en marzo el número de visitantes comparados con el mismo mes del año anterior.

Airbnb, una de las empresas emblemáticas del turismo mundial, anunció por su parte el despido del 25% de sus 7.500 empleados.

La plataforma de reserva de alojamientos se enfrenta a dos "duras realidades: no sabemos cuándo retomarán los viajes, y cuando eso ocurra, será diferente", dijo Brian Chesky, su cofundador.

Las grandes capitales occidentales, vacías de turistas, como Berlín, París o Nueva York, quieren adaptarse a la pandemia favoreciendo las bicicletas.

En Reino Unido, Londres creó una red temporal de carriles de bicicleta para multiplicar por diez el número de kilómetros disponibles.

Un ejercicio físico útil que será saludable tras meses de confinamiento: los franceses, por ejemplo, engordaron una media de 2,5 kilos desde que empezó el confinamiento el 17 de marzo, según un sondeo de una web de nutrición.

En el Reino Unido, el primer ministro Boris Johnson fue criticado este miércoles por el líder de la oposición por el balance de muertos del país, oficialmente de 29.427.

El ritmo de fallecimientos se está frenando pero la cifra total ya supera la de Italia y está por detrás de la de Estados Unidos.

"¿Como hemos podido llegar hasta aquí?", dijo el líder del partido laborista Keir Starmer en una Cámara de los Comunes medio vacía.

En España, con 25.857 muertos, el presidente del gobierno Pedro Sánchez dijo que una salida "precipitada" del confinamiento sería "un error absoluto, total e imperdonable" cuando defendía en el parlamento la necesidad de prorrogar el estado de alarma.

Durante la jornada los diputados deberían aprobar la prórroga de dos semanas de este régimen que limita estrictamente los desplazamientos a pesar de la oposición de los conservadores y de la extrema derecha.

Rusia, por su parte, se convirtió en el quinto país de Europa más afectado por el coronavirus en número de contagios, tras registrar unos 10.000 nuevos casos por cuarto día consecutivo.

- "No volver a lo de siempre" -

Si Europa parece haber superado el pico de la epidemia, el balance es galopante en América Latina y el Caribe, donde se han registrado más de 286.000 casos y más de 15.000 muertos, según un recuento de la AFP realizado en base a datos oficiales.

Brasil, cuyo presidente Jair Bolsonaro alienta la apertura y desacredita las medidas de prevención, es de lejos el más afectado y registra más de 100.00 casos y más de 7.000 muertes. Preocupado, Uruguay aumentará el control sanitario en la frontera común.

Hasta la fecha, México ha contabilizado unos 2.200 muertos y Ecuador unas 1.500 víctimas fatales.

El gobierno mexicano divulgó el martes una proyección que indica la posibilidad de alcanzar el pico de la pandemia posiblemente el viernes de esta semana, 8 de mayo.

En tanto, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, anunció que el país extenderá hasta el 15 de junio el estado de excepción, que le permite mantener medidas para el confinamiento de la población.

Colombia, por su parte, extendió la aplicación de medidas de confinamiento hasta el 25 de mayo.

Y en El Salvador, el presidente Nayib Bukele anunció medidas para conminar a la población a cumplir la cuarentena domiciliar obligatoria.