"Europa no se dejará intimidar por nadie", dice un responsable europeo sobre Ceuta

·2 min de lectura
Decenas de migrantes huyen de la policía marroquí mientras tratan de alcanzar la ciudad española de Ceuta, el 18 de mayo de 2021 en la localidad marroquí de Fnideq

El vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, advirtió este miércoles que "Europa no se dejará intimidar por nadie" ante la crisis migratoria estallada en el enclave español de Ceuta, en un contexto de tensiones con Marruecos.

Respondiendo a una pregunta sobre esta crisis en la radio española RNE, el vicepresidente europeo y encargado de la carpeta de migración lanzó un mensaje claro: "Tiene que ser por todos conocido que Europa no se dejará intimidar por nadie en el tema de migración", dijo, en una clara alusión a Marruecos.

En medio de una crisis diplomática desencadenada por la hospitalización en España de un líder independentista del Sáhara Occidental que irritó a Rabat, unos 8.000 migrantes accedieron irregularmente desde el lunes al enclave español de Ceuta, ubicado en el norte de Marruecos.

Los enclaves españoles de Ceuta y Melilla, ciudad española situada también en Marruecos, a casi 400 kilómetros de distancia hacia el este, son las únicas fronteras terrestres de la Unión Europea con África y habituales puntos de paso de migración irregular.

"Ceuta es Europa, esa frontera es una frontera europea y lo que está pasando allí no es un problema para Madrid, es un problema para todos", dijo Schinas.

"Hemos visto ya en los últimos meses algunas tentativas de países terceros (...) de instrumentalizar la migración y eso no lo podemos permitir", insistió, afirmando en que "nadie puede intimidar o chantajear a la Unión Europea".

"Somos muy fuertes para ser víctimas de estas tácticas", añadió.

El vicepresidente de la Comisión Europea también recordó que el bloque comunitario tiene un marco de colaboración con Marruecos "muy generoso" a cambio de "una cooperación franca y de confianza en todos los ámbitos, incluida la migración".

Desde el martes, España recibió el apoyo y la solidaridad de los principales dirigentes de la Unión Europea, que instó a Rabat a impedir el paso ilegal de migrantes hacia Ceuta.

El jefe del gobierno español Pedro Sánchez prometió el martes "restablecer el orden" en esta ciudad "con la máxima celeridad".

"La falta de control por parte de las autoridades marroquíes (en la frontera) no es algo que represente una falta de respeto hacia España, sino también hacia el conjunto de la Unión Europea", remarcó Sánchez este miércoles en el Congreso.

Su ejecutivo desplegó el ejército en la zona fronteriza y reforzó los efectivos policiales para acelerar la devolución de los migrantes llegados clandestinamente. Según dijo Sánchez, 4.800 ya fueron retornados a Marruecos.

dbh/du/bl

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente