Europa se abre poco a poco, el fútbol regresa con cautela por el coronavirus

1 / 6

Trump dice que la pandemia es peor que el 11-S, Europa vislumbra fútbol

Alemania dio este miércoles luz verde a la reanudación de la liga de fútbol, la Bundesliga, símbolo de la normalización emprendida en una Europa que empieza el desconfinamiento poco a poco a medida que la pandemia del nuevo coronavirus parace controlada.

Para el presidente estadounidense, Donald Trump, la crisis que ha desatado el coronavirus es "peor" que el ataque sorpresa de Japón en 1941, contra la base militar de Pearl Harbor, en Hawai y "peor que el World Trade Center", en referencia a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

"Esto no tendría que haber ocurrido", agregó en la Oficina Oval de la Casa Blanca.

China y Estados Unidos están enfrascados en una guerra dialéctica por el origen del SARS-CoV-2 (el nombre científico del virus). El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, reiteró que dispone de "pruebas significativas" de que se escapó de un laboratorio en Wuhan, en el centro de China, pese a haber reconocido que no tiene "la seguridad" de que haya sido así.

- Sin tiempo que perder -

Pekín reaccionó el miércoles asegurando que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, no puede presentar ninguna prueba "porque no hay ninguna", dijo el embajador chino ante Naciones Unidas en Ginebra.

"La prioridad es concentrarse en la lucha contra la pandemia hasta la victoria final (...). No tenemos tiempo que perder ya que hay que salvar vidas", advirtió.

Desde que apareció oficialmente en diciembre en Wuhan, el nuevo coronavirus ha causado la muerte de más de 260.000 personas en el mundo, aunque las cifras reales pueden ser muy superiores, y ha obligado a confinarse a la mitad de la humanidad en sus casas.

Estados Unidos, el más golpeado por la pandemia, ya contabiliza casi 72.000 muertos. Le siguen Gran Bretaña (30.076), Italia (29.315 muertos), España (25.857) y Francia (25.809).

A diferencia de Estados Unidos o América Latina, donde sigue aumentando el número de muertos y las medidas de confinamiento, la pandemia parece controlada en Europa, el continente hasta ahora más enlutado, pero que ha empezado desde hace casi dos semanas un desconfinamiento cauto y progresivo.

Berlín dio este miércoles la luz verde a la reanudación el 15 de mayo de la Bundesliga tras dos meses de interrupción como todo el resto de las competiciones internacionales del deporte rey. Será el primer campeonato que vuelva a poner el balón en juego pero sin público y con medidas de prevención draconianas.

Mientras Francia ha dado por concluida la liga, Inglaterra, España e Italia esperan reanudarla en junio. Otros países ya han anunciado sus respectivas fechas, como Serbia (30 de mayo), Croacia (6 de junio) o Turquía (12 de junio). Portugal también se prepara para volver al terreno de juego mientras que en Bélgica las competiciones están suspendidas hasta finales de julio.

El regreso a la normalidad en Alemania va más allá del fútbol. Con unos datos "muy satisfactorios", Berlín decidió suspender el miércoles la práctica totalidad de las restricciones impuestas desde mediados de marzo para frenar los contagios.

- Objetivo logrado -

"Por tanto, hemos llegado a un punto en que podemos decir que hemos logrado el objetivo de ralentizar la propagación del virus", anunció la canciller Angela Merkel.

El acuerdo del gobierno federal con las regiones (Landers) prevé la reapertura a partir de la semana próxima de todos los comercios, incluidos los de más de 800 m2 que permanecían todavía cerrados, y los colegios. Restaurantes y hoteles también abrirán a partir de la semana próxima, dependiendo de las regiones.

Solo permanecerán cerradas las fronteras y seguirán prohibidas las grandes manifestaciones deportivas o culturales con público.

En la Dinamarca vecina, las autoridades sanitarias estiman que la covid-19 desaparecerá por si sola con las medidas de confinamiento, aunque temen un rebrote.

En España el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, estimó que un desconfinamiento "precipitado" del país sería un "error absoluto, total e imperdonable", y defendió en el parlamento la necesidad de prolongar el estado de urgencia.

Los diputados aprobaron una prolongación hasta el 23 de mayo pese a la oposición de los conservadores y la extrema derecha.

En Bélgica, el confinamiento impuesto sigue suavizándose también, con la reapertura de los comercios no esenciales el lunes, anunció la primera ministra Sophie Wilmes. A partir del domingo, cada familia podrá recibir bajo su techo a cuatro personas, familiares o amigos, a condición de que sean "siempre las mismas".

En Gran Bretaña, el primer ministro Boris Johnson fue acorralado este miércoles por el jefe de la oposición sobre el balance oficial de la covid-19 en el país.

"¿Cómo se puede llegar a esto?" le espetó el líder del Partido Laborista, Keir Starmer, ante la Cámara de los Comunes semivacía, al alarmarse del número de fallecidos que se "dispara" en las residencias de ancianos. Johnson prometió que el domingo anunciará su estrategia de desconfinamiento.

- Airbnb afectado -

En el terreno económico, la Comisión Europea vaticinó una recesión "histórica" en la UE este año, con una caída del PIB del 7,7% en la zona euro, y un rebote del crecimiento del 6,3% para 2021.

Los países más afectado serán Grecia (-9,7%), Italia (-9,5%) y España (-9,4%), debido a su fuerte dependencia del turismo.

Y es que este sector, del que dependen más de 300 millones de empleos y el 10% del PIB mundial, es uno de los más afectados por la pandemia con la restricción prácticamente total de los viajes en el mundo.

Airbnb, una de las empresas emblemáticas del turismo globalizado, va a prescindir del 25% de sus 7.500 empleados.

- El pico en América Latina se hace esperar -

Si Europa parece haber superado el pico de la epidemia, el balance es galopante en América Latina y el Caribe, donde se han registrado más de 286.000 casos y más de 15.500 muertos, según un recuento de la AFP realizado en base a datos oficiales.

Se espera que el pico de la pandemia se alcance en los próximos días en algunos puntos de la región, por lo que varios países como Ecuador, Colombia y República Dominicana han decidido prorrogar las medidas de confinamiento para evitar la propagación de la pandemia.

La Organización Panamericana de la Salud pidió a los gobiernos que sean "cautelosos" a la hora de aligerar estas medidas, y advirtió que la transmisión "es aún muy alta" en Brasil, Ecuador, Perú, Chile y México.

Brasil, cuyo presidente Jair Bolsonaro alienta la apertura y desacredita las medidas de prevención, es de lejos el más afectado y registra más de cerca de 115.000 casos y casi 8.000 muertes. Preocupado, Uruguay aumentará el control sanitario en la frontera común.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), vaticina una caída del 5,2% del PIB de la región por el coronavirus, por lo que, según Alejandro Werner, director del Hemisferio Occidental en la institución, "la región enfrenta el espectro de otra 'década perdida' durante 2015-25".