Eurojust y la CPI emiten unas directrices para documentar los crímenes de guerra

·3 min de lectura

La Haya, 21 sep (EFE).- La agencia europea de coordinación judicial (Eurojust) y la Corte Penal Internacional (CPI) lanzaron este miércoles unas directrices prácticas para que las organizaciones civiles puedan documentar y preservar correctamente pruebas e información sobre crímenes de guerra, lesa humanidad y de genocidio.

Se trata de un documento de 61 páginas, disponible en abierto en internet, y destinado a las organizaciones de la sociedad civil que quieran “documentar crímenes internacionales y violaciones fundamentales de derechos humanos con fines de rendición de cuentas”, tanto ante tribunales de diferentes países como ante la Justicia internacional.

La guía incluye consejos clave sobre cómo acercarse a las personas más vulnerables; tomar fotografías y videos de una persona; tratar con documentos, información digital y elementos físicos; y almacenar, salvaguardar y analizar la información recopilada.

Uno de los puntos más importantes es garantizar que las personas no sean entrevistadas varias veces, puesto que esto no solo puede afectar su seguridad y bienestar, sino también comprometer su voluntad de contribuir a los procesos de rendición de cuentas al compartir sus testimonios.

Las directrices prácticas indican la mejor vía y forma de recopilar y preservar información para contribuir a las investigaciones y juicios a nivel nacional o ante la CPI en La Haya, un documento que responde a las solicitudes de muchas organizaciones que han pedido una guía más clara sobre enfoques de documentación efectivos para apoyar a los diferentes tribunales.

La guía se elaboró en base a la experiencia de la oficina del fiscal de la CPI, Eurojust, la Red contra el Genocidio, las organizaciones civiles, fiscales nacionales y otras partes internacionales.

El presidente de Eurojust, Ladislav Hamran, señaló que “con la guerra en Ucrania, la paz y la justicia están bajo una presión más severa, y eso hace que la rendición de cuentas por los crímenes internacionales fundamentales y las violaciones de derechos humanos sea más esencial que nunca para la justicia penal internacional”.

Consideró que estas pautas publicadas hoy serán “un componente clave” en los esfuerzos de las diferentes partes, incluidas autoridades nacionales y organizaciones, para “recopilar y preservar” cualquier tipo de información o evidencia, de forma que pueda en realidad ser una “prueba admisible” ante los tribunales.

“Las organizaciones de la sociedad civil son socios fundamentales en nuestro objetivo común de lograr la rendición de cuentas por los crímenes internacionales. Ahora más que nunca debemos trabajar juntos para fortalecer nuestro trabajo común hacia la justicia”, agregó el fiscal jefe de la CPI, Karim Khan.

Además de ofrecer directrices claras, esta publicación también busca “resaltar” cómo diferentes partes, en un esfuerzo de documentación, “trabajan juntas de manera más efectiva para proteger a los más vulnerables”, lo cual, dice Khan, es “particularmente importante en situaciones que involucran delitos contra niños o víctimas de abuso sexual”.

La CPI y Eurojust han acelerado su cooperación desde que estalló la guerra en Ucrania para fortalecer su trabajo en el análisis y apoyo de las investigaciones sobre crímenes internacionales. EFE

ir/cat/jac

(c) Agencia EFE