La Eurocopa pone rumbo a Wembley para su recta final sin olvidar la pandemia

·4 min de lectura

Después de unos cuartos de final entre el viernes y el sábado en San Petersburgo, Múnich, Bakú y Roma, todos los caminos de la Eurocopa conducen ahora a un único punto, el estadio de Wembley en Londres, donde se disputarán las semifinales (martes 6 y miércoles 7) y la final (domingo 11), bajo la sombra siempre amenazadora del covid-19.

España-Italia e Inglaterra-Dinamarca, esos serán los duelos que determinarán cuál será la gran final del próximo domingo, que pondrá punto final a un mes de competición en once ciudades de diferentes países, algo delicado en tiempos de pandemia.

Por el camino se han ido quedando franceses, belgas, alemanes o el defensor del título, el Portugal de Cristiano Ronaldo.

Inglaterra, tras su exhibición del sábado (4-0 sobre Ucrania en Roma), afronta la última semana de la competición como local, soñando con ser la campeona 55 años después de su último gran título.

El paralelismo con el Mundial-1966 es claro, ya que entonces Inglaterra fue campeona jugando en casa.

En la final del domingo 11 no podrá haber 95.000 espectadores, como en los años de Bobby Charlton o Geoffrey Hurst, pero sí podrán estar en las tribunas hasta 60.000 personas, una cifra muy importante teniendo en cuenta las circunstancias sanitarias provocadas por el coronavirus.

En Reino Unido, donde las infecciones por la variante Delta aumentan, la autorización para un número tan alto de espectadores ha generado interrogantes.

- Merkel, "muy preocupada" -

"Me pregunto realmente si no es un poco demasiado", señaló el viernes la canciller alemana, Angela Merkel, "muy preocupada". También compartieron su inquietud otros líderes como el presidente del Consejo italiano, Mario Draghi, o el vicepresidente de la Comisión Europa, Margaritis Schinas.

Ante esos temores, el primer ministro británico, Boris Johnson, aludió al "muro de inmunidad" que construyó Reino Unido con su ambicioso programa de vacunación, gracias al cual 63% de los adultos del país han recibido la pauta completa.

La Eurocopa no tendrá partidos este domingo, ni tampoco el lunes, y el balón volverá a rodar el martes (19h00 GMT) con el atractivo duelo entre la España de Luis Enrique y la Italia de Roberto Mancini.

La Azzurra parece haber superado completamente su trauma de 2018, cuando no logró estar en el Mundial de Rusia, y acumula buenos resultados. En cuartos incluso derribó a la Bélgica de la generación dorada (2-1), la primera selección en la clasificación FIFA.

Italia lleva 32 partidos seguidos sin derrota, desde septiembre de 2018, y sus ambiciones son muy elevadas.

Pero España no llegará a Wembley como figurante. Su juego colectivo, más que las individualidades, han sido la clave para llegar hasta las semifinales y el objetivo es conseguir un cuarto título europeo, tras los de 1964, 2008 y 2012.

En la Eurocopa-2016, España quedó eliminada ante Italia (2-0), que entonces se cobró la revancha de la final del torneo en 2012, en el que la Roja les había goleado 4-0 en Kiev.

- Por Eriksen -

El vencedor de ese duelo entre españoles e italianos jugará en la final contra el anfitrión inglés o la revelación danesa, cuyo pulso está programado para el miércoles.

Hace nueve meses, Dinamarca ganó 1-0 a Inglaterra en el último duelo entre ambos equipos, en la Liga de Naciones de la UEFA... y en Wembley.

Ese partido estará seguramente en la mente de los jugadores daneses, igual que su compañero Christian Eriksen, que sufrió un paro cardíaco en el primer partido de su selección en esta Eurocopa.

En cuartos, Dinamarca ganó 2-1 a la República Checa y sueña con emular a la generación que ganó el título europeo en 1992.

"Ahí se reconoce a los grandes equipos. Puedes jugar bien, pero también tienes que luchar, ir a la batalla. Es lo que hemos hecho", afirmó el arquero Kasper Schmeichel a la televisión danesa DR.

En la grada, los ingleses serán obviamente mayoría.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca recordó el sábado que para entrar en Reino Unido se requiere actualmente un aislamiento de diez días "incluso cuando se está vacunado completamente". Por ello solo los daneses residentes en Reino Unido podrán en principio asistir al partido, subrayó.

jta-hap/jed/bpa/dr/iga

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente