La Eurocámara reivindica que la violencia de género sea un delito tipificado en la Unión Europea

·2 min de lectura
Manifestación en Barcelona tras el asesinato de una mujer en A Coruña. (Photo: Europa Press News via Europa Press via Getty Images)
Manifestación en Barcelona tras el asesinato de una mujer en A Coruña. (Photo: Europa Press News via Europa Press via Getty Images)

El pleno del Parlamento europeo ha alertado del riesgo de que la custodia de los hijos se convierta en una forma de violencia conyugal cuando se inician procesos de separación de una pareja violenta, por lo que ha reclamado medidas urgentes para proteger a las víctimas y prevenir estas situaciones.

El proyecto de ley sobre violencia doméstica y derechos de custodio ha sido aprobado por una amplia mayoría, 510 votos a favor, 31 en contra y 141 abstenciones y pretende acabar con las disputas por los hijos constituyen una forma de violencia de género cuando un progenitor violento las utiliza para seguir dañando a sus víctimas.

“Un importante mensaje de esperanza para todas las mujeres que luchan todos los días”, ha destacado la parlamentaria italiana, Luisa Regimenti, coautora del informe aprobado.

El texto destaca el aumento de este tipo de violencia durante la pandemia y la dificultad para acceder a los servicios de protección y la justicia, al tiempo que recuerda la reivindicación de la Eurocámara para que la violencia de género sea considerado un delito tipificado en toda la Unión Europea para poder perseguir de manera transfronteriza a los agresores y proteger a las víctimas cuando viajen dentro de la UE.

Durante su debate en el pleno, los eurodiputados advirtieron del aumento del número de feminicidios e infanticidios ocurridos después de que la mujer denunciara ser víctima de violencia de género por lo que reivindican que la protección de las víctimas y el interés superior del menor prevalezcan sobre otros criterios cuando se trata de establecer la custodia y los regímenes de visitas.

Así, piden que el menor pueda declarar en los procesos de custodia y, en los casos en que haya sospechas de violencia conyugal, que las vistas se realicen en un entorno adaptado a los niños y asistidos por profesionales capacitados.

Además, los eurodiputados defienden que los menores que hayan sido testigos de violencia en el hogar sean reconocidos como víctimas de violencia de género y reciban una protección legal y ayuda psicológica adecuada.

Otro de los aspectos sobre los que incide el documento es sobre el peso de la independencia económica sobre la decisión de una mujer de romper con relaciones abusivas y violentas, por lo que los eurodiputados abogan por que los Estados miembro prevean acciones que faciliten, por ejemplo, el acceso a viviendas, a servicios de salud, al transporte o a apoyo psicológico.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente