La Eurocámara obligará a YouTube a combatir el discurso del odio

Por Julia Fioretti
Plataformas de intercambio de videos como YouTube, de Google , y Vimeo tendrán que tomar medidas para proteger a los ciudadanos del odio y la incitación a la violencia que emana de algunos contenidos, en virtud de las medidas aprobadas el martes por la Eurocámara. En la imagen, una pantalla con el logo de YouTube en una presentación en in Playa Del Rey, Los Ángeles, California, 21 de octubre de 2015. REUTERS/Lucy Nicholson

Por Julia Fioretti

BRUSELAS (Reuters) - Plataformas de intercambio de videos como YouTube, de Google , y Vimeo tendrán que tomar medidas para proteger a los ciudadanos del odio y la incitación a la violencia que emana de algunos contenidos, en virtud de las medidas aprobadas el martes por la Eurocámara.

La proliferación del discurso del odio y las noticias falsas en las redes sociales han llevado a un aumento de la presión para las compañías, mientras que los defensores de Internet han advertido de que medidas excesivas podrían poner en peligro la libertad de expresión.

Los miembros del comité cultural del Parlamento Europeo votaron una proposición de ley que afecta a todo, desde el 30 por ciento de las cuotas para trabajos europeos en webs de vídeo en streaming como Netflix a los tiempos de publicidad en televisión para combatir el discurso del odio.

Los legisladores aprobaron una enmienda que definirá las plataformas de intercambio de vídeos como servicios o una "sección disociable de un servicio más amplio" que "juega un papel significativo en la oferta de programas y vídeos generados por usuarios al público en general, de cara a informar, entretener y educar", lo que podría incluir a redes sociales como Facebook y Twitter, que también reproducen vídeos.

Aunque la proposición votada por el Parlamento europeo habrá de abordarse y acordarse finalmente con los países miembros, la medida amplía el ámbito de la ley para incluir a firmas de redes sociales.

Los países miembros podrán pedir también a las plataformas de vídeo bajo demanda que contribuyan económicamente a la producción de obras europeas en el país donde están establecidos y también en aquellos a cuya audiencia se dirijan.

Las contribuciones estarán basadas en los ingresos que servicios como Netflix y Amazon Prime Video ganan en el país en cuestión.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines