El Euro Digital amenaza el anonimato: qué es y cuando llega a Europa

Distintos billetes de euro sobresalen de una cartera
Distintos billetes de euro sobresalen de una cartera

Distintos billetes de euro sobresalen de una cartera

La llegada del Euro Digital cada vez está más cerca. La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, señaló hace unas semanas en un discurso que “la colaboración de la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y los ministros de Hacienda de la zona del euro ha permitido lograr avances constantes” para la puesta en funcionamiento de la moneda virtual.

En su sitio web, el BCE define el Euro Digital como “una moneda digital de banco central, es decir, un equivalente electrónico al efectivo. La misma complementaría los billetes y monedas, dando a los ciudadanos una opción adicional para sus pagos”.

En otras palabras, el Euro Digital no viene a sustituir al dinero en efectivo, sino que se trataría de un nuevo medio de pago que daría respuesta a la creciente demanda de los consumidores de pagar digitalmente con rapidez y seguridad.

“El anonimato total no es viable”

Los resultados de la consulta pública llevada a cabo por el BCE en abril de 2021 indican que la privacidad (43%) es la mayor preocupación de los europeos de cara a la implementación del Euro Digital. Le siguen la seguridad (18%) y la posibilidad de pagar en toda la zona del euro (11%).

En ese sentido, en la citada intervención de Christine Lagarde, la máxima autoridad del Banco Central Europeo subrayó que “queremos garantizar un alto nivel de privacidad a los usuarios del euro digital. Pero el anonimato total (como el que ofrece el efectivo) no parece una opción viable en mi opinión”.

Lagarde explicó que el anonimato “contravendría otros objetivos de política pública, como garantizar el cumplimiento de las normas contra el blanqueo de capitales y luchar contra la financiación del terrorismo”.

Además, “también haría prácticamente imposible limitar el uso del euro digital como forma de inversión (por ejemplo, mediante límites de tenencia o remuneración escalonada), para lo cual es necesario conocer la identidad de los usuarios”, dijo la presidenta del Banco Central Europeo.

En cualquier caso, Christine Lagarde sí que resaltó que “al menos deberíamos ofrecer un nivel de privacidad igual al de las actuales soluciones de pago electrónico”.

El Euro Digital será una realidad en 2026 o 2027

Respecto al calendario de introducción del Euro Digital, el BCE aclara en su apartado de ‘preguntas frecuentes’ que “tras el trabajo de experimentación realizado por el BCE y los bancos centrales nacionales de la zona del euro, en julio de 2021 se inició la fase de investigación del proyecto de un Euro Digital”.

Esa tarea culminará antes de que finalice el mes de octubre de 2023. Entonces, “el Consejo de Gobierno decidirá a continuación si pasamos a la siguiente fase, en la que nos ocuparíamos del desarrollo de servicios integrados y se realizarían pruebas y posibles experimentos reales de un euro digital. Esta fase podría durar unos tres años”.

Por lo tanto, si se sigue el calendario previsto y los resultados de las pruebas son satisfactorios, el Euro Digital verá la luz a finales de 2026 o inicios de 2027.

La diferencia entre las criptomonedas y el Euro Digital

Una pregunta que pueden hacerse muchas personas es qué diferencia al Euro Digital de otros activos que (a simple vista) podrían guardar cierta relación, como es el caso de las criptomonedas.

El BCE responde a esa duda destacando que “un Euro Digital sería dinero del banco central, es decir, estaría respaldado por un banco central y su diseño respondería a las necesidades de los ciudadanos: no tendría riesgos y respetaría la privacidad y la protección de datos”.

En consecuencia, el Euro Digital no tendría los problemas de volatilidad de las criptomonedas, ya que “los bancos centrales tienen encomendada la tarea de mantener el valor del dinero, con independencia de su forma física o digital”, recuerda el Banco Central Europeo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR