Etiopía: tras ataque aéreo al noreste de Tigray, la ONU anuncia cese de actividades humanitarias

·4 min de lectura

Naciones Unidas anunció, después de un nuevo ataque aéreo en Etiopía al noreste de la región de Tigray, que las organizaciones de ayuda humanitaria que se encuentran en la zona cesarán sus actividades. También comunicó que en el hecho perdieron la vida decenas de civiles.

A medianoche del viernes, la localidad etíope de Dedebit presenció un nuevo ataque aéreo. Impactó en un campamento de desplazados internos y acabó con la vida de decenas de personas y dejó múltiples heridos. El hecho llevó a que las organizaciones de ayuda humanitaria anunciaran que suspenderán sus actividades al noreste de la región de Tigray.

"Los socios humanitarios han suspendido las actividades en la región debido a las continuas amenazas de ataques con drones", dijo a la agencia de prensa AFP la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU.

El sábado, Getachew Reda, el portavoz del Frente Popular de Liberación de Tigray, grupo que controla gran parte de la región, culpó al Gobierno etíope de perpetrar el ataque. "Otro insensible ataque con drones de Abiy Ahmed en un campo de desplazados internos (IDP) en Dedebit ha cobrado las vidas de 56 civiles inocentes hasta ahora", afirmó.

Por su parte, el Gobierno no se ha pronunciado sobre el hecho. Pero en el pasado ha negado atacar a civiles durante los 14 meses de conflicto con las fuerzas del Tigray.

Las cifras exactas que dejó el ataque todavía se desconocen debido a las restringidas comunicaciones en la región. Sin embargo, la agencia de noticias Reuters anunció que, según trabajadores humanitarios, 56 personas perdieron la vida y otras 30 resultaron heridas.

La retirada de la asistencia humanitaria en la zona se le suma al complejo panorama que vive la región. De hecho, según la OCHA, la falta de equipos médicos y combustible "perturba gravemente la respuesta a los heridos y ha provocado el colapso casi total del sistema de salud en Tigray".

Por su parte, el Frente Popular de Liberación de Tigray ha denunciado que el Gobierno ha impuesto un bloqueo a la zona, lo que ha empeorado la situación de hambruna en dicha región y la falta de elementos básicos. El Gobierno niega dichas afirmaciones.

Las intenciones de "diálogo" y "reconciliación" se tambalean tras el ataque

El ataque se da en el marco de ciertos pasos que ha tomado el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, hacia el diálogo y la reconciliación en el país. El viernes, el Gobierno anunció que liberó a varios líderes de la oposición, incluyendo a miembros del Frente Popular de Liberación de Tigray.

El objetivo era encontrar salidas al conflicto que comenzó en noviembre de 2020. Desde entonces, las fuerzas del Tigray se han enfrentado a la fuerzas militares del Gobierno etíope dejando decenas de miles de personas muertas.

En junio del año pasado el Frente Popular de Liberación de Tigray se hizo nuevamente con gran parte del control de la región. En noviembre, incluso anunciaron que estaban a 200 km de Addis Abeba, la capital.

Sin embargo, en diciembre, ante una ofensiva del Gobierno, se replegaron en el Tigray. Desde dicha fecha, los enfrentamientos se habían calmado, pero el Frente Popular de Liberación de Tigray ha denunciado múltiples ataques aéreos.

Una situación que ha llevado a la ONU a hacer un llamado a la pacificación de la región. “La intensificación de los ataques aéreos es alarmante, y una vez más recordamos a todas las partes del conflicto que deben respetar sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario”, sentenció la OCHA.

Según cifras recolectadas por Reuters al menos 146 personas murieron y 213 resultaron heridas en ataques aéreos desde el 18 de octubre en esa zona.

Además, la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados (ANCUR) reportó otro ataque aéreo la semana pasada que mató a tres refugiados eritreos, dos eran niños.

Unos ataques “inaceptables” para la Comunidad Internacional

Por medio de su cuenta de Twitter, la Oficina de Asuntos Africanos del Departamento de Estado de EE. UU. pidió el cese inmediato de las hostilidades y "el lanzamiento rápido de un diálogo nacional inclusivo y el acceso sin obstáculos para que la ayuda pueda llegar a todas las comunidades etíopes que la necesitan".

La Unión Europea había afirmado que si bien la liberación de los líderes de la oposición fue una medida positiva, estaba preocupada por el curso del conflicto en la región del Tigray.

"Todas las partes deben aprovechar el momento para poner fin rápidamente al conflicto y entrar en diálogo", sentenció el alto representante para Asuntos Exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell.

Con Reuters, AFP y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente