Etiopía afirma que las tropas eritreas están abandonando la región de Tigray

Agencia EFE
·3 min de lectura

Adís Abeba, 4 abr (EFE).- El Ministerio de Asuntos Exteriores de Etiopía aseguró que las tropas de la vecina Eritrea ya iniciaron la retirada de la fronteriza región etíope de Tigray, sumida desde el pasado mes de noviembre en un conflicto armado que ha provocado cientos de muertos y decenas de miles de desplazados.

"Tal como se anunció la semana pasada, las fuerzas Eritreas que habían cruzado la frontera tras ser provocadas por el Frente Popular de Liberación de Tigray (FPLT) han empezado a retirarse y la Fuerza Etíope de Defensa Nacional (nombre de la Fuerzas Armadas del país) se ha hecho cargo de la defensa de la frontera nacional", afirmó el Ministerio en un comunicado publicado anoche en la red social Twitter.

Asimismo, esta nación africana criticó el comunicado publicado este viernes por el G7, donde los ministros de asuntos exteriores de EEUU, Japón, Alemania, Francia, el Reino Unido, Italia y Canadá, junto con el alto representante de la Unión Europea, condenaron las violaciones de derechos humanos en Tigray y exigieron "el inicio de un proceso político".

"El comunicado del G7 no refleja los importantes pasos tomados para dar respuesta a las necesidades acuciantes de la región", según el Ministerio de Asuntos Exteriores etíope.

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, anunció el pasado 26 de marzo que había acordado la retirada de las tropas eritreas con el presidente de la nación vecina, Isaias Afwerki, durante su visita de trabajo a la capital, Asmara.

A través de su cuenta de Twitter, Abiy aseguró que el Ejército de Etiopía se haría cargo de "la vigilancia de las zonas fronterizas con efecto inmediato", pero no precisó cuántos soldados eritreos se han movilizado hasta ahora en la convulsa región norteña, si bien testigos estiman que podrían ser miles.

El jefe del Gobierno etíope hizo público este acuerdo después admitir oficialmente el pasado martes por primera vez la presencia de soldados eritreos en Tigray.

En una comparecencia ante el Parlamento en Adís Abeba, Abiy confirmó el despliegue de tropas eritreas en la región, pero negó que estuvieran ayudando al Gobierno en la lucha contra el FPLT, partido en el poder en ese territorio hasta su derrocamiento en noviembre pasado.

"Cuando el Ejército etíope se retiró de la frontera con Eritrea para desplegarse en zonas del centro de Tigray en busca de las fuerzas enemigas que los atacaban por la espalda, las fuerzas eritreas cruzaron la frontera con Etiopía y ocuparon algunas áreas previamente controlados por el Ejército etíope", explicó.

"Hicieron esto porque sentían que las fuerzas del FPLT podrían regresar para atacar Eritrea. Por lo tanto, están allí para evitar un riesgo potencial a su seguridad nacional", añadió el mandatario.

Abiy también reconoció que se han cometido "atrocidades y actos de violencia sexual" en Tigray -que la ONU cree que podrían ser "crímenes de guerra y contra la humanidad"-, y aseguró que el Gobierno llevará ante la Justicia a los perpetradores.

La Comisión de Derechos Humanos de Etiopía (CEDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH) anunciaron el jueves 25 de marzo que llevarán a cabo una investigación conjunta sobre las violaciones de derechos humanos y los abusos presuntamente cometidos por todas las partes en la región etíope.

El conflicto en Etiopía estalló el 4 de noviembre después de que el Gobierno central atacara al FPLT, en represalia por una agresión previa de fuerzas tigriñas a una base del Ejército federal.

Desde entonces, al menos 75.000 etíopes han huido al vecino Sudán, país fronterizo con Tigray, según datos oficiales.

(c) Agencia EFE