ETA fracasó en la prensa extranjera al intentar ocultar su derrota, según un informe

1 / 2
El director del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez, la periodista Isabel Martínez, y el directivo de la Fundación Fernando Buesa Blanco Antonio Rivera (de i a d), presentan este jueves en Vitoria el informe número 7 del Memorial, titulado “ETA en la prensa internacional. Una aproximación al tratamiento del terrorismo en los diarios franceses, británicos y estadounidenses de referencia”. EFE/David Aguilar

Vitoria, 28 nov (EFE).- ETA "fracasó" en la prensa internacional al intentar "ocultar" que su final fue fruto de una "derrota operativa y del repudio social y político" y al tratar de "vender" que fue una "concesión graciosa" que hacía, según un informe elaborado por la periodista Isabel Martínez.

Este informe, "ETA en la prensa internacional. Una aproximación al tratamiento del terrorismo en los diarios franceses, británicos y estadounidenses de referencia", ha sido editado por el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo en colaboración con la Fundación Fernando Buesa.

El trabajo ha sido presentado este jueves en Vitoria por la periodista, ya retirada, quien destaca en sus conclusiones que en el tratamiento del final de la organización terrorista, tanto en 2011 cuando deja su actividad armada, como en 2018 cuando anunció su disolución, a ninguno de los periódicos estudiados les "convenció" el intento de ETA de ocultar con ambos actos su derrota.

El trabajo se ha basado en el análisis del tratamiento del terrorismo de ETA en Le Monde, Le Figaro, The Times, The Guardian, The New York Times y The Washington Post entre 1959 y 2018.

Martínez considera que hay un hecho relevante, "definitivo", que supone un "punto de inflexión" en el tratamiento internacional a ETA: el secuestro y posterior asesinato del concejal del PP en el Ayuntamiento de Ermua Miguel Ángel Blanco en julio de 1997.

Hasta entonces, según la autora del informe, se produjo una "evolución paulatina" que partió de una "mirada comprensiva y hasta de simpatía", aunque no de defensa abierta de sus actuaciones, por parte de corresponsales de estos medios en los primeros años, al considerar a ETA como una especie de "un grupo más de la oposición al franquismo".

Los "altibajos" de la transición, con el intento del golpe de Estado en 1981, o hechos como la aparición de los GAL o el intento del Gobierno de José María Aznar de "endosar a ETA" el atentado yihadista del 11 de marzo de 2004 "no favorecieron una confianza plena de los medios extranjeros en el relato de las fuentes oficiales españolas".

A partir del asesinato de Blanco, el "crimen de crímenes", hubo un cambio "perceptible" y sostenido" en el trato a ETA en los periódicos extranjeros hasta el final de la banda.

En el informe se analiza el léxico utilizado en estos periódicos, que también fue evolucionando como el tratamiento global del tema, y los periódicos pasaron de los términos iniciales "rebeldes", "jóvenes vascos", "militantes" o "separatistas" a "terroristas", "verdugos" y "pistoleros".

Reconoce la autora que en momentos puntuales en los que la organización terrorista logró "victimizarse" por algún motivo, como con denuncias de torturas, atentados parapoliciales o con huelgas de hambre de presos como Iñaki de Juana, la terminología "tendía a suavizarse".

Pese a todo esto, Martínez concluye que la prensa extranjera estudiada trató en general el fenómeno del terrorismo en España "con estricta profesionalidad".

La autora del informe ha tenido palabras de recuerdo a los periodistas que desempeñaron su profesión en Euskadi y Navarra durante la existencia de ETA, donde hubo serias "dificultades para el ejercicio del periodismo libre".

Ha recordado que los profesionales de la información no pueden negar que trabajaron con miedo y eso "les coartó su libertad", aunque desempeñaron su tarea "con valor, profesionalidad y todo el acierto del que fueron capaces" a pesar de que a muchos periodistas y medios se les "impusieron vetos, se les insultó, amenazó e incluso se atentó contra ellos"