Estudian la relación entre la velocidad de la marcha y el riesgo de demencia

·2 min de lectura

Un estudio realizado con mayores tanto estadunidenses como australianos ha abordado la asociación de deterioro doble en cognición y velocidad de marcha y su relación con el riesgo de demencia en adultos. Publicado este martes por JAMA Network Open y recogido por CNN, concluye que “este riesgo fue más alto en aquellos con deterioro tanto de la marcha como de la memoria”.

El estudio ha concluido que el
El estudio ha concluido que el "riesgo fue más alto en aquellos con deterioro tanto de la marcha como de la memoria". (Foto: Getty Images)

Para llevar a cabo su investigación recogieron datos de adultos mayores en Australia y EE. UU. de edades comprendidas entre los 65 y los 70 años y se analizaron entre 2020 y noviembre de 2021. De manera regular se les sometía a pruebas para medir el deterioro cognitivo, la memoria, la velocidad de procesamiento y la fluidez verbal y también se les pedía que caminasen una distancia concreta. La clave de sus conclusiones está en el deterioro doble. Es decir, en ambos aspectos: cognitivo y de movimiento. Así, explica la CNN, quienes andar un 5% más despacio cada año y, además, muestran signos de lentitud en procesos mentales tienen más propensión a desarrollar demencia.

Por ello, los investigadores encargados del estudio remarcan en su publicación que “estos resultados resaltan la importancia de la marcha en la evaluación del riesgo de demencia y sugieren que la disminución doble de la velocidad de la marcha y una medida de la memoria pueden ser la mejor combinación para evaluar la demencia futura”.

La razón puede estar en la contracción del hipocampo derecho, que es la parte del cerebro encargada de la memoria. Aunque, aclaran en la cadena estadounidense, según datos del Instituto Nacional del Envejecimiento no todos los signos de deterioro cognitivo anticipan una demencia posterior.

El doctor Joe Verghese, profesor de geriatría y neurología del Colegio de Medicina Albert Einstein del Bronx y que no ha participado en el estudio, ha declarado a CNN que esta investigación muestra que quienes “sufrían una disminución doble tenían un mayor riesgo de demencia que los que solo padecían un declive cognitivo o del ritmo al caminar”.

En la introducción a las conclusiones de su trabajo, los autores indican que “se estima que la cantidad de personas con demencia es de 50 millones en todo el mundo y se prevé que aumente a 150 millones para 2050. Dado que se cree que gran parte de la neuropatología de la demencia se acumula progresivamente de 20 a 30 años antes del diagnóstico, es importante que las personas en riesgo se identifiquen para que se aborden los factores de riesgo modificables y se proporcionen las intervenciones disponibles”.

EN VÍDEO | España invertirá 12.250 millones para liderar la industria de los microchips

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente