Un estudio revela que el riesgo de tsunamis en el Mediterráneo está infravalorado

·3 min de lectura

Barcelona, 23 sep (EFE).- El riesgo sísmico y de tsunamis por el choque de las placas euroasiática y africana, que se sitúa bajo el mar de Alborán, es más alto de lo que se pensaba hasta ahora, según una investigación liderada por el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de Barcelona.

El trabajo, que publica la revista Nature Communications y en el que también ha participado la Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats (ICREA), ha revelado que esta zona ha absorbido casi toda la deformación del choque de placas en esta región.

La investigación del sistema de fallas que une la placa europea y la africana ha revelado la ubicación exacta del límite entre las dos placas tectónicas, en la región del mar de Alborán.

Los sismólogos del ICM también han evaluado la capacidad potencial de estas placas para originar grandes terremotos que, a su vez, "podrían desencadenar tsunamis devastadores en la costa", según los investigadores.

El trabajo define por primera vez la compleja geometría de este sistema de fallas activas y relata cómo estas se han ido moviendo durante los últimos cinco millones de años.

"La calidad de nuestros datos ha permitido estudiar, por primera vez, la estructura profunda de estas fallas, y con ello cuantificar la deformación que acumulan. Los resultados muestran que se trata de uno de los sistemas de fallas más importantes de la región y que ha ido absorbiendo la mayor parte de la deformación causada con la colisión de las placas euroasiática y africana", ha explicado la geocientífica marina del ICM-CSIC Laura Gómez de la Peña.

Según la investigadora, aunque la estructura geológica del subsuelo del mar de Alborán ha sido ampliamente estudiada desde los años 70, hasta ahora los datos no eran suficientemente precisos para entender la tectónica de la zona.

Ahora, la calidad de los datos y las modernas metodologías empleadas han permitido caracterizar en detalle un sistema de fallas activas que se extiende a lo largo de 300 kilómetros de largo y se considera ahora el más importante, en cuanto a acumulación de deformación, de la península ibérica.

"Para hacer el estudio empleamos las últimas técnicas de adquisición de datos a bordo del buque oceanográfico español Sarmiento de Gamboa, y el procesado se diseñó específicamente para poder observar las estructuras descritas ahora por primera vez", ha detallado el investigador del ICM-CSIC César R. Ranero, que también ha participado en el estudio.

Hasta ahora se desconocía si el mar de Alborán albergaba fallas activas de grandes dimensiones, así como la ubicación exacta del límite tectónico donde chocan las placas europea y africana, por lo que estos resultados "son clave para reevaluar el riesgo sísmico y de tsunamis al que están expuestas las zonas costeras del Mediterráneo occidental", según los científicos.

En otro trabajo científico elaborado por el mismo grupo de expertos en colaboración con el Geomar (Alemania) y el INGV (Italia) los autores ahondan en el potencial tsunamigénico de este límite de placas y sugieren que este podría ser mayor de lo que se creía.

Según los investigadores, la mayoría de los estudios anteriores sobre riesgo sísmico y de tsunamis no consideraban correctamente estas grandes fallas debido a la falta de datos, por lo que el riesgo se había infravalorado.

"Estos estudios son una primera valoración del potencial sísmico y de tsunamis de estas grandes fallas que hasta ahora desconocíamos prácticamente al completo y que deben ser minuciosamente evaluadas en futuros estudios", ha concluido Gómez de la Peña.

(c) Agencia EFE