Estudiantes de Londres desconfían de la vacuna contra el covid-19

·3 min de lectura
Los graduados de la Universidad británica de Bolton esperan para recibir sus títulos el 9 de julio de 2021 (AFP/Oli Scarff)

Visitantes que se cuentan con los dedos de una mano, múltiples cancelaciones... El centro de vacunación anticovid de una universidad de Londres apenas logra atraer a los estudiantes pese al llamado de las autoridades para que se inmunicen antes de volver a las clases.

Una pequeña clínica fue instalada en la University of East London para vacunar a los jóvenes durante la recepción de los nuevos alumnos.

En el centro para vacunarse, Jane-John Ngu Tazinya, de 28 años, explica que esperó a hacerlo porque estaba "siempre en casa". "No veía la utilidad, no me sentía expuesta", comenta a AFP.

"Ahora que estoy siempre afuera (...) tengo un poco de miedo con las cifras (de contagios)", y "me gustaría que la mayor parte de los alumnos se vacunen", agrega.

Pero la iniciativa no ha sido el éxito esperado, como lo reconoce Sally Cutler, responsable del programa de vacunación de la universidad: "Hemos recibido algunos estudiantes, pero las cifras no son enormes".

"Pienso que los jóvenes adultos son realmente el grupo de edad que menos se quiere vacunar", comenta.

"Ellos ven mucha desinformación en redes sociales, evidentemente tienen muchas inquietudes, escuchan historias sobre el impacto de la vacuna en la fertilidad que son totalmente falsas", añade.

El programa de vacunación del Reino Unido, uno de los países europeos más golpeados por la pandemia con 136.000 muertos, fue un éxito con un inicio rápido y con actualmente 82% de los mayores de 16 años vacunados. Pero la reticencia es más fuerte entre los jóvenes.

En Inglaterra, solo 66% de entre 18 y 24 años han recibido una primera dosis, y la proporción cae a 55% en Londres.

- Esperar más información -

Frente a esta resistencia, y con la circulación del virus aún elevada por la contagiosa variante delta y el fin de las principales restricciones en julio, el gobierno busca movilizar a esta población.

Obtuvo el apoyo de estrellas de las redes sociales o más recientemente de jugadores de rugby, como el internacional inglés Sam Underhill, y convenció a empresas para que ofrezcan vales de compras a cambio de dosis de vacunas.

Para la Freshers' Week, la semana de recepción de nuevos estudiantes en las universidades con sonadas fiestas, el servicio de salud pública NHS instaló centros de vacunación sin cita previa en decenas de universidades.

El objetivo es evitar un repunte de contagios con la entrada de clases.

"El ingreso a la universidad es uno de los momentos más importantes en la vida de millones de personas cada año y vacunarse podría estar entre las cosas más importante que usted puede hacer", insistió el ministro de Salud, Sajid Javid, en un comunicado.

Pese a sus llamados, Maame Donkor, de 26 años, y Yaa Kissiedu, de 27, estudiantes de la University of East London, prefieren esperar.

"Todavía estamos pensándonoslo, (pero) terminaremos por hacerlo", explica Maame. "Cuando llegue el momento, iremos a la clínica, pero de momento necesitamos más información", acota Yaa.

Muchos alumnos como Maame y Yaa que no se quieren vacunarse, se sienten seguros en el campus gracias a las medidas de precaución adoptadas, que incluyen "autopruebas" distribuidas gratuitamente.

"Nosotros pedimos miles de kits (de pruebas) más", dice Sally Cutler.

Tras un año marcado por las restricciones sanitarias y las clases a distancia, los estudiantes no disimulan su alegría de volver al campus.

"Nosotros hicimos todo el aprendizaje en línea el año pasado, nos hicieron falta los profesores y sus rostros y yo sé que nosotros les hicimos falta", cuenta Yaa.

je/gmo/mpa/mas/es

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente